Translate

jueves, 3 de septiembre de 2015

Terror en Beslan

En 2004, los terroristas eligieron como fecha para materializar su plan el 1 de septiembre, día en que se celebra el inicio del año escolar en Rusia, para provocar el mayor impacto posible tomando como rehenes no solo a los niños y profesores, sino también a los padres que asistían a la ceremonia de inauguración del curso. 

Era una mañana soleada y calurosa del primer día de septiembre de 2004. Como es de tradición en Rusia, el inicio de clases es un día alegre y festivo. Los niños y jóvenes asisten entusiasmados a la escuela vistiendo su ropa nueva, contentos de reencontrarse con sus amigos luego del verano, mientras sus padres los despiden con orgullo y sus maestros los reciben cariñosamente. Lo que nadie podía predecir es que, aquel día donde todo parecía marchar bien, se desataría uno de los horrores más grandes de los últimos años.

La escuela № 1 de Beslán sería tomada por terroristas chechenos con más de 1.000 rehenes en su mayoría niños y adolescentes, quienes aterrorizados y amenazados con pistolas y bombas, estuvieron hacinados en el gimnasio durante 51 horas y 50 minutos; con uno de los desenlaces más tristes y traumáticos de la historia de Rusia.


Día 1: el terror irrumpe en un “día feliz”

Un grupo de aproximadamente 30 hombres y mujeres armados y encapuchados llegaron en camiones militares e irrumpieron en el colegio a eso de las 9:00 am. La mayoría de los atacantes llevaba pasamontañas negros y unos cuantos llevaban cinturones explosivos. La mujeres vestían burkas -después se supo que se trataba de las llamadas “viudas negras”, que no son más que terroristas suicidas que se embarcan en misiones portando explosivos-. Entre amenazas y tiros al aire, condujeron a los rehenes al gimnasio, un edificio de 10 metros de ancho y 25 de largo. Una vez allí confiscaron sus pertenencias, en especial cámaras y celulares, e instalaron una serie de bombas y trampas explosivas. 

La matanza no tardó en empezar. Cuando la policía corrió al patio para ayudar a los pocos padres y niños que habían hecho un intento desesperado de fuga, los terroristas abrieron fuego desde las ventanas del gimnasio. Luego procedieron a fusilar a varios profesores varones dentro del colegio y ordenaron a los niños quedarse cerca de las ventanas como un escudo humano.

Finalmente y luego de llegar a lo que parecía un punto muerto, los terroristas declararon sus exigencias: Rusia debía retirar su Ejército de Chechenia, liberar a los detenidos por los atentados del 21 de junio en la contigua república de Ingushetia y que, como mediadores, acudieran el pediatra ruso Leonid Roshal, el presidente de Osetia del Norte, Alexandr Dzasójov y su homólogo de Ingushetia, Murat Ziázikov. Además amenazaron con hacer volar el edificio si los atacaban.


Día 2: entre la sed, el terror y la incertidumbre

El 2 de septiembre, las negociaciones entre Roshal y los secuestradores fracasaron, y éstos se negaron incluso a permitir la entrada de comida, agua y medicamentos para los rehenes, o a retirar los cadáveres del colegio.

Las condiciones de vida dentro del colegio empeoraron con rapidez. Muchos rehenes, especialmente los niños, se quitaron la camisa y otras prendas de vestir para aliviar el insoportable calor que hacía dentro del edificio.

Por la tarde, 11 enfermeras y 15 niños pequeños fueron liberados por los secuestradores tras unas negociaciones con el ex presidente ingushetio Ruslán Aushev. 

El periódico Los Angeles Times escribió que a algunas de las madres con varios hijos se las obligó a elegir a uno de ellos, dejando a los otros. Aproximadamente a las 15:30, se produjeron en un lapso de unos diez minutos dos explosiones que resultaron provenir de granadas disparadas por los secuestradores aparentemente con la intención de mantener a las fuerzas de seguridad lejos del edificio.

El calor era cada vez más intenso. Los terroristas cortaron el suministro de agua y los rehenes se vieron obligados a beber su propio sudor y orina. Cuando los más pequeños lloraban, los secuestradores disparaban al aire para asustarlos hasta hacer que se callaran. 

Los rehenes pasaron una segunda noche entre el miedo, la inmundicia y la angustia. Durante la mañana del tercer día los ánimos cambiaron y la violencia estalló a las 13:05.


Día 3: el desenlace fatal

Por la tarde del 3 de septiembre, los secuestradores aceptaron la entrada de un equipo médico para que retiraran los cadáveres del exterior del colegio. El equipo empezó a aproximarse a la escuela, pero en unos segundos de confusión, sobre las 13:04, los secuestradores abrieron fuego y se oyeron dos fuertes explosiones.

Dos trabajadores del equipo médico murieron y los demás se pusieron a cubierto. Parte del gimnasio se hundió, lo que permitió huir a un grupo de unos treinta rehenes, pero los secuestradores les dispararon; algunos de los fugitivos murieron.

En ese momento, las fuerzas especiales rusas activaron su plan de acción inmediato de asaltar el colegio para rescatar a los que quedaron en el interior. Estalló una batalla caótica mientras las fuerzas especiales intentaban entrar en la escuela al tiempo que protegían la huida de los rehenes. 

La contundencia de la intervención fue enorme; además de las fuerzas especiales, también participó el ejército regular y tropas del Ministerio de Interior, así como helicópteros de combate y, por lo menos, un tanque. Muchos civiles también se unieron a la batalla portando sus propias armas.

Los secuestradores provocaron más explosiones, destruyendo totalmente el gimnasio e incendiando buena parte del edificio, mientras los comandos de las fuerzas especiales perforaban las paredes para permitir la huida a los rehenes. Aproximadamente a las 15:00, dos horas después de que se iniciara el asalto, las tropas rusas declararon que tenían bajo control casi todo el colegio. Sin embargo, la lucha seguía y tres terroristas fueron localizados en el sótano con varios rehenes. Fueron abatidos aunque antes asesinaron a los rehenes.

No se pudo empezar a evaluar el alcance de la matanza hasta que se disipó el humo. Las autoridades dieron por finalizadas la operación de las tropas rusas. Todos los secuestradores murieron, excepto tres que fueron detenidos.

El balance final de fallecidos dio un lamentable número de 333 rehenes, de los cuales más de la mitad eran menores y un número indeterminado de heridos. Luego de estos terribles hechos El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó en un mensaje a la nación televisado por todos los canales nacionales que la toma de rehenes fue una intervención del "terror internacional" contra Rusia y que no cedería al chantaje. 


Putin ordenó un luto nacional de dos días los días 6 y 7 de septiembre. El 7 de septiembre, 135.000 personas se manifestaron contra el terrorismo en la Plaza Roja de Moscú.

Cronología de los acontecimientos


1 DE SEPTIEMBRE DE 2004

09.00 (hora Osetia  del Norte). Un grupo de combatientes prochechenos encapuchados y armados invade un colegio en Beslán (Osetia del Norte). Es el primer día de escuela, por lo que los terroristas consiguen secuestrar a 132 alumnos con algunos de los padres, profesores y otros asistentes de la fiesta inaugural, 354 personas en total.
Tras la llegada de los terroristas los policías locales intentan en vano detener el ataque. Se producen los primeros tiroteos.
Los secuestradores minan los alrededores del edificio tomado, se encierran con la mayor parte de los rehenes en el gimnasio y ordenan a los niños que se queden cerca de las ventanas como un escudo humano.
En el revuelo inicial resulta imposible calcular el número de los rehenes. Se habla de hasta 600 secuestrados. Luego resulta que no llegan a 400, los muertos son 14 -incluido uno de los atacantes-, y los heridos, más de 10.
Unos 50 niños logran escaparse mientras los terroristas ocupan la escuela.
10.00 Todas las escuelas de la república caucásica están cerradas.
11.00 Los terroristas declaran sus exigencias: Rusia debe retirar su Ejército de Chechenia, liberar a los detenidos por los atentados del 21 de junio en la contigua república de Ingushetia y que, como mediadores, acudan el pediatra ruso Leonid Roshal, el presidente de Osetia del Norte, Alexandr Dzasójov y su homólogo de Ingushetia, Murat Ziázikov. Amenazan con hacer volar el edificio si los atacan.
Al lugar de los hechos llegan Alexandr Dzasójov y el jefe del Ejecutivo de Osetia del Norte, Mijail Shatálov, para encargarse de la eventual operación de rescate.
A lo largo del día unas 15 personas consiguen escaparse del edificio tomado, 12 de ellos son alumnos, que durante el ataque se han escondido en el cuarto de calderas.
11.45-12.00 Todas las vías de salida de la ciudad de Beslán se encuentran cortadas, se cierran también las fronteras de Osetia del Norte.
12.00 El ministro de Defensa, Sergey Ivanov, envía a Beslán un avión-hospital con un equipo de médicos que ayude a los afectados en caso de necesidad. "Nos han declarado una guerra", comenta para la televisión.
Putin interrumpe sus vacaciones, cancela sus compromisos pendientes y se dirige con urgencia a Moscú.
12.08 El presidente ruso se reúne con el jefe del MAI ruso, Rashid Nurgaliev, el fiscal general de la Federación, Vladimir Ustínov, el director del FSB (Servicio Federal de Seguridad), Nikolay Patrúshev y el jefe del Servicio de las Fronteras, Vladimir Próninichev.
12.30-13.00 Se producen nuevos tiroteos -los disparos separados y las explosiónes sin objetivo preciso continuarán a lo largo de todo el día y la noche-. Unos funcionarios de la administración local se ofrecen como rehenes a cambio de los niños, los secuestradores no aceptan.
Mediodía. Los terroristas anuncian un número de teléfono para las negociaciones. El mufti del país, Ruslán Masgatov, intenta entrar en la escuela para hablar con ellos, pero se niegan dejarlo pasar.
13.30 El representante plenipotenciario del presidente Putin, Vladimir Yákovlev, encabeza el estado mayor que gestiona la crisis en Beslán.
13.42 Los secuestradores liberan a 15 personas.
Alrededor de la escuela se concentran cuerpos de todas las fuerzas armadas locales y nacionales: la policía, el Ejército y el FSB, entre otros.
15.00 Los terroristas amenazan con matar a 50 de los rehenes por cada baja suya, y a 20 por cada herido. 
Se preparan agua y comida para los secuestrados, pero ni durante la tarde, ni a lo largo de la noche, se logra entregarlos. De todas formas, llega información de que a los menores los tratan "bastante bien".
17.20 El FSB anuncia que han empezado las negociaciones con el comando prochecheno.
19:14 Llega el doctor Leonid Roshal.

2 DE SEPTIEMBRE DE 2004

00.27  Roshild entra en contacto telefónico con los terroristas. Las negociaciones duran hasta la 02.00 de la mañana.
Los terroristas rechazan las propuestas de cambiar los alumnos por voluntarios adultos o de retirarse libremente a Chechenia. Vuelven a declarar que aceptan hablar únicamente con Dzasójov, Ziázikov y Roshal o al representante del Kremlin para Chechenia, Aslanbek Aslajánov.
Durante la noche, los familiares de los rehenes, cerca de 1.500 personas, se desplazan al Palacio de la Cultura, un edificio próximo a la escuela, donde se les brinda ayuda médica y psicológica.
8.16 El FSB anuncia que tiene información sobre la identidad de algunos de los secuestradores. Según los datos publicados, los miembros del comando son de Ingushetia, Chechenia, Osetia y Rusia.
8.06 Leonid Roshal restablece el contacto a distancia con los terroristas, mientras el ex presidente de Ingushetia, Ruslán Aushev, habla personalmente con ellos, en el gimnasio, donde tienen a los secuestrados.
10.34 -11.18 Dejan ponerse al teléfono a la directora de la escuela y algunos de los alumnos. Dicen que su situación es "soportable".
13.00 Desde la escuela se oyen unos 10 disparos hacia la calle del Komintern.
14.26-15.07 Se oyen tres explosiones consecutivas desde el edificio tomado. Se trata, probablemente, de granadas.
15.43-17.13 Los secuestradores dejan salir a 26 rehenes, la mayoría niños, incluso la bebé Salina Suleymánova, nacida en 2004. Los liberados afirman que los que se han quedado en la escuela están bien y disponen de agua corriente.
17.35 La directora de la escuela, Zinaida Smaylíeva, se pone al teléfono de nuevo. "Todos los alumnos se encuentran cerca de mí", asegura Smaylíeva, "yo hago lo posible para evitar el pánico y los chicos me hacen caso". Sin embargo, la directora lamenta la falta de alimentos.
19.33 En una entrevista para el canal televisivo 'Rusia', el doctor Roshil expresa su indignación por la pasividad de la Cruz Roja Internacional: "Ésta es su tarea, organizar la entrega de alimentos y medicamentos, pero yo no veo a nadie de la Cruz Roja aquí".

3 DE SEPTIEMBRE DE 2004

11.11 El comando terrorista exige la independencia de Chehenia, según el presidente de Osetia del Norte, Alexandr Dzasójov. Tras reunirse con los familiares de los secuestrados, admite que el número de personas en poder de los terroristas puede ser mayor de 500.
12.12 Dos potentes explosiones, seguidas de disparos por las dos partes, se escuchan en la zona de la escuela.
12.38 El comando está disparando contra la gente en la calle y contra los edificios colindantes, según la célula de crisis. El techo de la escuela se ha derrumbado.
Un grupo de niños y mujeres abandona el colegio, según informa la agencia rusa Interfax. La cadena de televisión estadounidense CNN informa de que hay varios heridos. Helicópteros rusos de ataque están sobrevolando la zona. En las imágenes en directo se pueden escuchar de fondo los disparos.
13.18 Fuentes del Ministerio de Interior de Osetia del Norte, citadas por Interfax, aseguran que la mayoría de los niños que eran rehenes "están bien".
13.24 Las fuerzas del orden toman el control del colegio tras la huida de numerosos rehenes y de algunos rebeldes.
Más de 150 rehenes heridos han ingresado hasta ahora en los hospitales de la ciudad de Beslán, según un portavoz de la presidencia de esa república norcaucásica citada por Interfax.
13.56 La Policía de Osetia del Norte ha recibido la orden de bloquear la carretera para impedir la huida de los rebeldes que han conseguido escapar del centro. Se registran explosiones y tiroteos en los alrededores de una casa de Beslán en la que los secuestradores habrían tratado de atrincherarse.
16.14 Los ciudadanos de Beslán han identificado en la muchedumbre a uno de los secuestradores. Lo han linchado.
Según un corresponsal de Utro.ru, hay un incendio en la escuela, el techo está completamente derrumbado, por debajo de los escombros no se oye nada, pero hay decenas de cuerpos.
16.28 Los terroristas tenían muchísimas municiones. Uno de ellos, muy bien armado, sigue en el edificio de la escuela.
17.00 El asalto a la escuela no fue planeado. Surgió espontáneamente tras la noticia de los fusilamientos de rehenes en el interior del edificio. Según el FSB, la idea era seguir con las negociaciones.
17.11 Más de 100 cadáveres de rehenes han sido localizados en el gimnasio de la escuela, según constató un corresponsal de la agencia rusa Interfax, que precisó que es imposible determinar la causa exacta de la muerte de muchos de ellos.
18.28 Diez ciudadanos de países árabes figuran entre los 20 miembros del grupo armado prochecheno muertos en Beslán.
El número de muertos puede superar claramente los 150, según un asesor de la Presidencia rusa, Aslanbek Aslajanov, citado por la agencia Interfax.
18.54 El jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB), Valeri Andréyev, informa de que han sido identificados más de 60 cadáveres.
19.38 Una mujer rehén que se encontraba en el gimnasio de la escuela dice a la televisión rusa que fue accidental la explosión que pudo haber forzado la entrada de las fuerzas de seguridad rusas en el edificio del colegio.
21.45. Las autoridades dan por finalizadas la operación de las tropas rusas. Todos los secuestradores han muerto, excepto tres que han sido detenidos.
23.45 El gabinete de crisis informa de que el número de muertos puede ser de más de 200 personas.

4 DE SEPTIEMBRE DE 2004

04.08 Putin llega a Beslán, donde asegura que las fuerzas de seguridad no preveían usar la fuerza y visita a algunos heridos. "Toda Rusia comparte hoy su dolor, os da las gracias y reza por ustedes", dijo dirigiéndose al pueblo oseta Putin, que ha ordenado cerrar las fronteras de Osetia.
06.55 Aumenta a 250 el número de muertos durante el asalto al colegio.
10.53 Los investigadores informan de que los explosivos, armas y municiones fueron llevados a la escuela durante los trabajos de reparación de este verano. "Los ocultaron como materiales de construcción".
13.45 Rusia admite que los cadáveres recuperados ascienden a 323, la mitad de ellos pertenecientes a niños, sin que se descarte que la cifra siga aumentando.
17.00 El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó en un mensaje a la nación televisado por todos los canales nacionales que la toma de rehenes fue una intervención del "terror internacional" contra Rusia y que no cederá al chantaje.

5 DE SEPTIEMBRE DE 2004

08.30 El ministro del Interior de Osetia del Norte, teniente general Kazbek Dzantíev, presenta su dimisión
09.00 Un nuevo balance eleva el número de muertos a 333. Anuncian la muerte de tres niños heridos en el hospital de la capital osetia.
13.30 Las autoridades rusas detienen a tres personas bajo sospecha de vinculación con el comando terrorista.
Beslán comienza a enterrar a las primeras víctimas del asalto.