Translate

sábado, 21 de febrero de 2015

La diosa Tiamat



“Cuando en lo alto, el Cielo no había sido aún nombrado,
y debajo, la Tierra no había sido mencionada por nombre,
nada existía excepto Apsû, el antiguo, su creador,
y el caos, Tiamat, del que todo fue generado.
Las aguas se agitaban en un solo conjunto
y los pastos no se habían aún formado ni existían los cañaverales.
Cuando aún ningún astro podía verse,
ninguno tenía un nombre cuando los destinos no se habían aún establecido.
Entonces, los astros fueron hechos visibles en medio del cielo.”
Enûma Elish

En la religión de Mesopotamia (Sumeria, Asiria, Acadia y Babilonia) Tiamat (Nammu para los sumerios) representa el agua salada, al mar, es la diosa madre progenitora de dioses. Es una fuerza natural que representa el caos primogénito que tiene una importante participación en el poema épico Enûma Elish (relato que narra el origen del mundo, significa en acadio “cuando en lo alto” y son estas las dos primeras palabras del poema), se encuentra recogido en tablillas halladas en la biblioteca de Asurbanipal, en Nínive.

En este relato antes de que el cielo y la tierra tuviesen nombre (equivalente a no existir) Tiamat y Apsu (dios del agua dulce), mezclaron sus aguas, engendrando una familia de dioses. Estos perturbaban a su padre quien decidió destruirlos. Pero uno de ellos, Ea (“El señor de la tierra”, conocido como Enki en la mitología sumeria) se anticipó a los deseos de su padre, y con un conjuro lo durmió, para luego matarlo. Apsu permaneció en un largo sopor (de ahí que el agua dulce esté quieta), pero Ea no pudo hacer nada contra la poderosa Tiamat. Esta, enfurecida, creó una legión de demonios, y los puso bajo la orden de Kingu, su nuevo consorte e hijo, a quien le entregó  las tablillas del destino para combatir a los dioses.

Marduk matando a Tiamat
Relieve asirio c. Siglo IX a.C

Viéndose amenazados, los dioses nombran a Marduk, para enfrentar a Tiamat, y este accede con la condición de ser nombrado “príncipe de los dioses”. Los dioses cedieron todos sus poderes a Marduk para poder vencer a Kingu, quien al verlo, quedó paralizado de miedo, a quien con un vendaval, hizo dejar la boca abierta y lanzó una flecha dentro de su veintre

Después de la batalla,a Kingu le son arrebatadas las tablas del destino. Marduk, exultante, planea realizar obras estupendas y las comunica a Ea: Amasaré la sangre y haré que haya huesos. Crearé una criatura salvaje, 'hombre' se llamará. Tendrá que estar al servicio de los dioses, para que ellos vivan sin cuidado. Kingu es condenado a morir por ser el jefe de la rebelión, y, con su sangre, Ea crea a la humanidad. 

El cuerpo de Tiamat acabó encadenado en los pozos del abismo, y fue partido por la mitad, de la parte superior se creó el cielo, y de su mitad inferior la tierra firme, asi mismo, sus lágrimas derramadas se convirtieron en las nacientes del río Tigris y Éufrates, entre los que florecieron las civilizaciones mesopotámicas hace 7 mil años

Cilindro mesopotámico encontrado en Uruk (c. siglos IX-VIII a.C.) que muestra la batalla entre Marduk y la gran serpiente-dragón Tiamat

LA DIOSA NAMMU  (La otra Tiamat)

La diosa Nammu es la principal de las deidades sumerias ya que es la diosa del océano, la primigenia, de la cual nació su hijo Enki que representa en una misma deidad el cielo y la tierra, aunque en la mitología después son separados en En (cielo) y Ki (tierra). Su representación viene siendo la de una mujer con cabeza de serpiente (como símbolo de animal de las aguas) teniendo en sus brazos a su hijo Enki. También se le ha considerado como la diosa del abismo y la oscuridad. Su culto principal se produjo en la ciudad de Ur. En un texto sumerio leemos: Ella dio a luz a los cielos y la tierra.
A menudo se la representa con una cabeza de serpiente como Tiamat.
  

Representación de la diosa Nammu
Pertenece a la cultura mesopotámica de Ur, es de terracota, mide 14 cm. Se conserva en el Museo de Irak de Bagdad (Irak)
.
Sin embargo, la representación actual de Tiamat, ha sido drásticamente cambiada por causa de un juego de rol mundialmente conocido D&D Dungeons and Dragons (calabozos y dragones), un amplio mundo de fantasía donde podemos encontrar a una Tiamat totalmente diferente, que si bien la Tiamat de la mitología tenía una forma dragonil, en este juego se le muestra como un Dragón de 5 cabezas, totalmente maligno. Esta versión de Tiamat es hoy altamente conocida siendo que ha aparecido en videojuegos famosos como Golden Sun y Final Fantasy, desapareciendo, o al menos, ensombreciendo la verdadera forma y esencia de la diosa antigua

Tiamat en Dungeons and Dragons

Actualmente también ha sido revelado en Mitos y Leyendas (juego de cartas coleccionables de origen chileno) en su edición de marzo llamada “Sumeria” la aparición de la carta “Tiamat” donde esta es representada como una mujer de temple firme y mirada poderosa, devolviendole asi quizás un poco de antigua grandeza 

Tiamat en Mitos y Leyendas tcg