Translate

jueves, 15 de enero de 2015

La Guerra de Biafra

La guerra civil Nigeriana también conocida como: "La Guerra de Biafra" duró desde el 6 de Julio de 1967, hasta el 15 de enero de 1970. Fue un conflicto político causado por el intento de secesión de las provincias del sureste de Nigeria, que se autoproclamaron: "República de Biafra".


a) Causas a largo plazo.

Para comprender este conflicto debemos remontarnos a comienzos del siglo XX, cuando en plena fiebre de la colonización del continente africano por parte de los europeos, Gran Bretaña en el 1901 estableció un protectorado en Nigeria con el fin de explotar sus valiosos recursos naturales, principalmente minas y petróleo. Más tarde, en 1914 pasó a ser colonia británica.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el nacionalismo nigeriano se incrementó y para controlar la situación, los británicos les otorgaron más autonomía.

b) Causas a corto plazo.

En 1960 los ingleses decidieron marcharse del teritorio, proclamándose la República Federal de Nigeria; pero antes de abandonar el teritorio, dividieron el país en tres provincias con un alto grado de autonomía (una estructura prácticamente federal). Cada una de estas tres regiones estaba dominada por el grupo étnico mayoritario: hausa-fulani en el Norte; yorubas en el Suroeste e ibos en el Sureste (Biafra).

A partir del 1962 comenzaron los conflictos internos debido a tensiones tribales y regionales. En 1960 los ingleses decidieron marcharse del teritorio, proclamándose la República Federal de Nigeria; Pero antes de abandonar el teritorio, dividieron el país en tres provincias con un alto grado de autonomía (una estructura prácticamente federal). Cada una de estas tres regiones estaba dominada por el grupo étnico mayoritario: hausa-fulani en el Norte; yorubas en el Suroeste e ibos en el Sureste (Biafra).

A partir del 1962 comenzaron los conflictos internos debido a tensiones tribales y regionales, sumadas a las sospechas de fraude en las elecciones anteriores, la crisis económica, las acusaciones de corrupción a importantes funcionarios y la creciente polarización política llevaron a que el 15 de enero de 1966, se produjera el primer golpe de estado militar contra por parte de los oficiales más jóvenes del Ejército, en su mayoría igbos de mandos medios o bajos de tendencia izquierdista y dirigidos por el mayor Chukwuma Nzeogwu y es derrocado Abubakar Tafawa Balewa.. Sin embargo, la mayoría del Ejército permaneció fiel al Gobierno y a su comandante en jefe, el General Johnson Aguiyi-Ironsi, (un ibo de religión católica) quién rápidamente encarceló a los golpistas, restableció el orden e instauró un régimen militar, convirtiéndose en Jefe de Estado en reemplazo del Presidente  Namdi Azikiwe, que se encontraba en Londres recibiendo tratamiento médico. Mientras tanto, creció el resentimiento en las regiones norte y oeste, donde el golpe militar fue interpretado como una maniobra de los ibos para hacerse con el poder a costa de los oficiales yrubas o hausas.

El 29 de julio, los norteños realizaron un contragolpe, dirigido por el alférez coronel Murtala Mohammed. Esto situó en el poder al también alférez coronel Yakubu Gowon. Las tensiones étnicas, consecuencia de los sucesivos golpes aumentaron y condujeron, en septiembre, a las masacres a gran escala de igbos cristianos residentes en el norte de mayoría musulmana. El descubrimiento de grandes cantidades de petróleo en el delta del Río Níger, con su enorme red de ríos y ciénagas en la punta más al sur del país, entre las regiones del este y sudoeste, llevó a las provincias del sudeste a anexionarse esta región para ser autosuficientes y cada vez más prósperos. Sin embargo, la exclusión del poder de las regiones orientales, hizo que muchos temieran que los beneficios obtenidos del petróleo fueran empleados en beneficio de las áreas del norte y suroeste, y no en el sudeste.  

c) Casus beli (causas inmediatas).

Todos estos factores llevaron a los igbos a reclamar la secesión. El Gobernador militar del Sudeste, el coronel Odeumegwu Ojukwu, aludiendo a las masacres norteñas y al fraude electoral, anunció en el Parlamento sureño, la secesión de la región del sudeste de Nigeria y proclamó el 30 de mayo de 1967, la República de Biafra como nación independiente. Aunque gozaban de la simpatía europea y de otras partes del mundo, sólo cuatro países reconocieron la recién fundada República.

d) Otras causas.

  • Económicas : disputa por los beneficios obtenidos por el petróleo de Biafra, ya que la zona norte los explota sin que reporte ninguna riqueza a Biafra. Además los nigerianos temen perder el teritorio más productivo del país.  
  • Ideológicas: tensiones étnicas fruto de la división con del continente africano por parte de los europeos, sin atender a las tribus locales o a la cultura. Nigeria estaba integrada por unos 30 grupos étnicos y culturales distintos. 
  • Religiosas: los ibos, tribu mayoritaria en Biafra, eran mayoritariamente cristianos. Este hecho hacía que fueran mal tratados por la mayoría musulmana del norte, incluso en 1966 se produjeron masacres a gran escala de ibos cristianos residentes en el norte musulmán. Estas matanzas se saldaron con alrededor de 30.00 muertes.,
Nigeria era un país con 60 millones de habitantes (incluyendo los territorios independizados), gobernada por militares con recursos petolíferos y mayoría musulmana en el centro  y norte. Su ejército era uno de los mejores de África junto con los de Egipto y Sudáfrica. Nigeria contaba además con el apoyo militar de Egipto, Reino Unido, la URSS, Sudán, Níger, Siria y Arabia Saudí.

Por su parte, Biafra tenía 14 millones de habitantes, era rico en petróleo, con una mayoría igbo de cristianos y animistas. Biafra contaba con el apoyo militar de Sudáfrica, Rhodesia, Israel, Portugal y Francia.

Desde 1968 en adelante, la guerra entre nigerianos y biafreños cayó en unas largas tablas, con las fuerzas nigerianas incapaces de realizar avances significativos en las zonas todavía bajo control biafreño. No obstante, una ofensiva nigeriana, realizada de abril a junio de 1968, empezó a estrechar el círculo sobre Biafra. Este asedio tuvo como consecuencia el desastre humanitario de hambruna e inanición en las áreas igbos, ya que una de las tàcticas más utilizadas por las fuerzas nigerianas fue el sabotaje de las tierras de cultivo. Las imágenes de niños biafreños afectados por la hambruna dieron la vuelta al mundo, mientras que el Gobierno de Biafra acusó al de Nigeria de utilizar el genocidio por hambruna como medio para ganar la guerra. Nigeria, por su parte, acusó Biafra de reclutar mercenarios para prolongar la guerra. Durante todo 1968 y parte de 1969, las dificultades logísticas hicieron que las fuerzas federales nigerianas no dieran  el golpe de gracia a una guerra que se decantaba a su favor.

A pesar de la ayuda exterior y la mala imagen internacional de Nigeria, el área controlada por el Gobierno biafreño era cada vez más pequeña. Los ataques aéreos biafreños desbarataron las operaciones de combate de las fuerzas nigerianas, pero sólo durante unos meses. Las fuerzas federales nigerianas lanzaron su ofensiva final con 120.000 hombres contra Biafra el 23 de diciembre de 1969. La guerra acabó el 15 de enero de 1970 con la rendición final de las fuerzas de Biafra en Umuhaia, última ciudad controlada por su ejército. En ese momento, la República de Biafra dejó de existir para siempre. El 8 del mismo mes, Ojukwu huyó al exilio en Costa de Marfil.

La principal consecuencia del cerco nigeriano a Biafra fue la muerte por inanición de 1.300.000 personas, la mayoría niños y ancianos. Sin duda, la Guerra Nigeria-Biafra trajo uno de los mayores baños de sangre de la historia de África, sólo comparable a las atrocidades de la Historia del Congo, pasadas y presentes.