Translate

sábado, 31 de enero de 2015

31 de enero de 1999 - Científicos de la Universidad de Alabama, (Estados Unidos) descubren en los restos de una chimpancé llamada Marylin, muerta en 1985, que el virus VIH-1, principal causante del sida, procede de ese animal.

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA en castellano y AIDS en inglés) es una enfermedad de transmisión mayormente sexual que se debe a una mutación o cambio en un virus propio de una especie de mono africano, que pasó a la sangre humana y allí se ha adaptado y reproducido. Se conocen casos, estudiados posteriormente, de personas africanas que se infectaron hace 40 o 50 años, cuando ni la enfermedad ni el virus estaban descritos con perfección.

La corta historia de la enfermedad está salpicada por varios acontecimientos importantes. Después de descritos los primeros casos en 1981 entre los homosexuales, en 1983 Luc Montagnier descubre el agente causante: el VIH (virus de inmunodeficiencia humana). En 1985 ya estuvieron disponibles las pruebas para analizar qué sangre contenía o no el VIH. En 1983, se manifestó la epidemia del SIDA también en personas heterosexuales, y en 1985 se habían contabilizado casos en todos los continentes. 

Seis años después de su detección, en 1987, se crearon diversos organismos para tratar de contener la rápida propagación. También en esta fecha, la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense, la FDA, autorizó el primer fármaco para tratar el SIDA. La terapia triple antirretroviral no estuvo disponible hasta 1996. En la actualidad, se investiga en la obtención de una vacuna que frene al virus.

Los restos de un chimpancé llamado Marylin, que murió en 1985, ha servido a un equipo de investigadores de EEUU para determinar que el virus VIH-1, principal causante del sida, procede de ese animal, que es el ser vivo más próximo al hombre. Los análisis genéticos de los científicos muestran que el VIH-1 está muy relacionado con un virus que infecta a los chimpancés sin provocarles enfermedad.

El salto a la especie humana se habría producido debido al consumo de carne de ese animal, lo que es habitual en África occidental. Beatrice Hahn, de la Universidad de Alabama en Birmingham (EEUU), y sus colegas hicieron su descubrimiento, que presentan en el próximo número de la revista científica Nature, al analizar muestras de sangre y de tejidos del chimpancé hembra de laboratorio Marylin. "Nunca se utilizó en investigaciones de sida y no recibió productos derivados de sangre humana después de 1969", explican los investigadores. Marilyn murió en 1985 tras parir crias gemelas que aún viven.

Los investigadores Beatrice Hahn, George Shaw, Rebecca Rudicell, Joel Robertson, Weimin Liu, Geral Learn y Yingyin Li
Sobre el origen del VIH-1, descubierto en 1983 y principal causante del sida, ha habido varias teorías, pero las sospechas de la mayoría de los científicos apuntaban a los monos. Los seres humanos son las únicas criaturas que adquieren el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), pero otros primates tienen un virus de inmunodeficiencia de simios similar denominado VIS.

Pese a ello, sólo se tenía información documentada de tres casos de chimpancés infectados por VIS. Cuando Hahn y sus colaboradores encontraron el virus en , lo compararon con otras cepas de VIS y de VIH. El resultado de los análisis indicó que las tres cepas de VIS tomadas de una subespecie de chimpancé de África occidental denominada Pan troglodytes troglodytes, incluida Marilyn, se parecían mucho a los tres subgrupos de VIH-1.

"Es un descubrimiento importante con significativo potencial", ha declarado Anthony Fauci, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (EEUU), que ha financiado en parte esta investigación. "Este virus infecta a una especie de primates relacionada en un 98% con la humana, lo que nos puede permitir -haciéndolo con cuidado y en colaboración con primatólogos para proteger esta especie en peligro- estudiar chimpancés infectados en estado salvaje para intentar averiguar por qué no enferman, lo que puede servir para protejer mejor a las personas frente al desarrollo de la enfermedad", continúa Fauci.

Muchos virus, como el de la gripe, proceden de animales en los que, a menudo, no producen enfermedad. Esos virus deben sufrir cambios genéticos para infectar a otras especies, como la humana, y causar la dolencia.

El equipo de Hahn encontró mutaciones genéticas en su virus denominado VIScpz. "Una explicación de la baja frecuencia de infección por VIScpz observada en chimpancés en cautividad podría ser que dichos animales o bien nacieron en cautividad o fueron capturados muy jóvenes, antes de que maduraran y aumentara su riesgo de infección", sugieren los investigadores de Alabama. Hahn y sus colegas analizaron material genético aislado de sangre y nodos linfáticos de Marylin que se conservaron tras el fallecimiento del animal. Los científicos afirman que Marilyn fue infectada en Africa por un virus que consideran el predecesor genético del VIH1

Desde hace tiempo, los científicos que investigan el SIDA han sospechado que la respuesta a las cuestiones sobre los orígenes de la enfermedad podría encontrarse en los primates, pero no se había conseguido definir en qué subespecie. 

"La caza por la subsistencia ha sido siempre parte de la cultura de Africa centroccidental, pero el incremento de la explotación forestal ha permitido una acceso sin precedentes a zonas remotas y ha llevado a la caza y comercialización de miles de chimpancés, gorilas y monos", según los autores del estudio. 

La urbanización, la ruptura de las tradiciones y el estilo de vida, así como los movimientos de población, las luchas sociales y la promiscuidad sexual han sido elementos que han contribuido a la epidemia del SIDA en las últimas décadas, según el estudio. 

El año pasado, los científicos anunciaron la identificación del primer caso conocido de sida: un hombre bantú que murió en 1959 en la actual República Democrática del Colgo, región en la que vive esta subespecie de chimpancés. Los científicos creen que la difusión del virus a las personas se habría producido al descuartizar y consumir carne de mono, práctica habitual entre la población de algunas partes de África

.La epidemia mundial del SIDA tiene sus orígenes en el consumo de carne de chimpancé africano por los humanos, a raíz de los grandes cambios sociales, políticos y económicos en Africa durante este siglo.

Según estimaciones, miles de chimpancés se cazan cada año en esa región africana para destinar su carne al consumo humano. El virus podría haber contagiado a la especie humana a través de la sangre de chimpancé en las manipulaciones del proceso de descuartización de estos animales.

Desde hace miles de años, los chimpancés son portadores del virus del que procede el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH-1), causante del SIDA, según revela el estudio basado en los análisis a una chimpancé perteneciente a la subespecie "pan troglodytes troglodytes", originaria de Gabón. El origen de una segunda variedad de virus de sida, el VIH-2, se identificó en otra especie de mono, el Cercocebus Atys.

Este reciente descubrimiento ha aumentado las esperanzas de que pueda llevar a encontrar la cura o un tratamiento de prevención del SIDA.

Otra buena noticia es que la prevalencia del SIDA entre los jóvenes se ha reducido recientemente en más del 25% en 15 de los 21 países más afectados, y que el número total de muertes causadas por el SIDA anualmente sigue en descenso. Esto es alentador, aunque en 2009 el número total de muertes relacionadas con esta dolencia fue de dos millones. Entretanto, se estima que a escala mundial una de cada 200 personas está infectada, mientras que en algunas ciudades africanas, es posible que hasta una de cada tres personas de entre 15 y 65 años esté infectada. Puede que esta crisis haya dejado de aparecer a diario en los titulares de los periódicos, pero sigue siendo una crisis.