Translate

lunes, 20 de julio de 2015

El hombre en la luna

En el mes de julio del año 1960, antes de finalizar el Programa Gemini, la NASA anunció la puesta en marcha del Programa Apolo. En principio se trataba de un viaje tripulado para localizar un lugar apropiado para aterrizar en la Luna. Sin embargo, las presiones existentes en la carrera espacial convirtieron este programa en el proyecto definitivo para que el hombre pisara por primera vez nuestro satélite.

Bajo el mandato en Estados Unidos del presidente John F. Kennedy se recrudeció la guerra fría con la URSS. Fue el propio presidente quien en 1961 anuncio que EE.UU. enviaría un hombre a la Luna y lo haría regresar sano y salvo antes de que finalizara la década. El Programa Apolo pasó a ser el centro de la atención internacional.

El programa comenzó muy mal: El 27 de enero de 1967 poco antes de llevar a cabo el primer vuelo tripulado la tragedia golpeó a la NASA. Durante una prueba de los sistemas del módulo de comando de la Apolo 1 hubo un brutal incendio dentro del mismo que se cobró, antes de que pudiera llevarse a cabo el más mínimo intento de rescate, la vida de los astronautas Virgil “Guss” GrissomEdward White II y Roger Chaffee. Una comisión investigadora determinó que la tragedia se había originado como consecuencia del oxígeno puro al 100% que entró en combustión con una chispa provocada por un cortocircuito en uno de los paneles de control de la nave.

 De izqda. a dcha.: Chaffee, White y Grissom
20 de julio de 1969: Por las pantallas de los televisores van a llegar imágenes de un sueño compartido que se está convirtiendo en realidad: la conquista de la Luna.

Para el primer alunizaje de la historia se elige un lugar situado en la parte centro-occidental del Mar de la Tranquilidad. Y es en este perdido cráter selenita, donde se encuentra el LEM con sus cómicas patas de araña, desde donde se lleva a cabo el diálogo con la base de Houston, la radiocrónica de la conquista de la Luna.

La puerta se ha abierto. Neil Armstrong ha descendido apenas sobre suelo lunar, ha dejado la primera huella y ha pronunciado, al descender de la escalerilla, la histórica frase (preparada, claro): "Es un pequeño paso para un hombre, pero un gigantesco salto para toda la humanidad".

Buzz Aldrin fue el segundo astronauta en pisar suelo selenita. En un momento de la transmisión comenta: "Desde aquí se aprecia un panorama bellísimo. Es un poco parecido a algunos desiertos de los Estados Unidos". El diálogo continúa, naturalmente, hasta el momento de subir de nuevo a bordo. Han transcurrido más de catorce horas, todas utilizadas para realizar importantes experimentos y recoger muestras, cuando el LEM Eagle, el águila, vuelve a su nido, al módulo de servicio Columbia en el que se ha quedado esperando Michael Collins.

La conquista de nuestro satélite natural fue la lógica conclusión de un programa iniciado en mayo de 1961, cuando el entonces presidente de los Estados Unidos John Kennedy anunció la decisión del país de impulsar con todas sus fuerzas este proyecto.

Las etapas tecnológicas que hicieron posible la conquista de la Luna habían sido superadas aun antes de 1961, y fueron cubiertas por dos programas: "Mercury" y "Géminis". Iniciado en 1958, el proyecto "Mercury" era un programa terminado y, en el contexto de la empresa "Apolo-Luna", representó el primer paso para realizar un vehículo espacial capaz de llevar un hombre a la superficie selenita.

El segundo escalón, representado por el programa "Géminis", permitió llevar a cabo un vehículo mucho más avanzado, capaz de transportar a dos hombres. Durante las 10 misiones "Géminis" enviadas al espacio entre marzo de 1965 y noviembre de 1966, los astronautas aprendieron a realizar actividades extra-vehiculares, a efectuar maniobras de "rendez-vous" en órbita y a llevar a cabo experimentos científicos limitados.

La verdadera prueba de que el hombre podía soportar la ausencia de gravedad, sin efectos negativos durante un período suficiente que permitiera realizar el viaje Tierra-Luna, surge de la misión "Géminis 7" que se prolongó catorce días: del 4 al 18 de diciembre de 1.965.


Cuando las misiones del programa Apolo parecían haber perdido interés entre el público, el Apolo 13 consiguió retomar la atención mundial. Se trataba del séptimo vuelo que la NASA enviaba al espacio y el tercero que iba a alunizar. La nave despegó el 11 de abril de 1970. Estaba tripulada por James LovellJohn L. "Jack" Swigert y Fred W. Haise. La famosa frase de "Houston, tenemos un problema" que comenzó con la explosión de un tanque de oxígeno, fue sólo el principio de los muchos problemas que tuvo la misión.

El Apolo 13, que no llegó a alunizar, tuvo que luchar contra la energía limitada, la pérdida de calor en la cabina, la falta de agua potable y con la urgente necesidad de reparar el sistema de extracción de dióxido de carbono. A pesar de todos estos graves percances, la tripulación del Apolo 13 consiguió regresar a salvo a la Tierra el 17 de abril. Toda una aventura que, naturalmente, Hollywood convirtió en película de éxito.

El fin del programa Apolo

El proyecto Apolo siguió llevando astronautas a la Luna hasta que fue abandonado en diciembre del año 1972. Hasta entonces el coste de las misiones fue de alrededor de 20.443.600.000 dólares. A pesar de la gran inversión en personal y tecnología, la experiencia adquirida no ha servido para continuar la exploración lunar., después del Apolo 17, por razones económicas.

El programa de la NASA Perspectivas para la Exploración Espacial planea reemprender las misiones lunares tripuladas antes del final de la próxima década, después de haber completado la construcción de la Estación Espacial Internacional.

Apolo XVII esperando por su lanzamiento

Rusia

Rusia ha enviado a la Luna un total de 29 misiones no tripuladas divididas en dos programas: Luna (1959-1976) y Zond (1965-1970), además de las tripuladas del proyecto Soyuz.

Destacan las siguientes: 
  • 02 de enero de 1959: La sonda Luna-1, es el primer vehículo espacial con destino a la Luna. Consigue determinar que la Luna no posee campo magnético.
  • 14 de septiembre de 1959: La sonda Luna-2 consigue su misión: impactar en la Luna.
  • 04 de octubre de 1959: La nave Luna-3 envía las primeras fotografías de la cara oculta de la Luna.
  • 03 de febrero de 1966: Luna-9 realiza el primer descenso controlado sobre la Luna y envía imágenes de la superficie.
  • Abril y mayo de 1966.- La nave Luna-10 completa 460 órbitas lunares.
  • 18 de septiembre de 1968: La nave Zond-5, cargada con tortugas, moscas, gusanos, plantas, semillas y bacterias, gira en torno a la Luna y regresa a la Tierra.
  • 26 de octubre de 1968: El astronauta Georgi T. Beregovoy da 60 vueltas a la Luna a bordo de la Soyuz-3.
  • 10 de noviembre de 1970: La sonda Luna-17 despliega un vehículo automático de exploración lunar, el Lunokhod 1, que controlado desde la Tierra, recorre 10,5 kilómetros de la superficie lunar y transmite imágenes por televisión y datos científicos. Regresó a la Tierra en febrero de 1972.
Luna-10

China

Chang'e 3 es una misión de exploración lunar china, que incorpora un aterrizador y un rover lunar. El 14 de diciembre de 2013, a las 13:12 UTC, logró un alunizaje controlado, siendo la primera misión china en lograrlo. El último alunizaje controlado había ocurrido 37 años atrás: el Luna 24, de la Unión Soviética. La nave toma su nombre de Chang'e, la diosa china de la luna.

La misión se planeó como precursora de misiones de exploración robótica de la superficie lunar posteriores, incluyendo una misión de retorno de muestras en 2017. Siguiendo estas misiones automáticas, las autoridades chinas prevén realizar un aterrizaje tripulado en torno a 2025

Chang'e 3 durante sus pruebas

Japón

Con la Misión Hiten, Japón se convirtió en la tercera nación que envió un aparato espacial a la Luna.

El 24 de enero de 1990 la Agencia Espacial Japonesa, JAXA, envió a la Luna la nave "Hiten" con el satélite Hagoromo a bordo. En 1993 y después de tres años de vuelo, el Hiten impactó contra la superficie lunar el 10 de abril.

En 2007 Japón lanzó al espacio, a bordo del cohete H-2A, la sonda lunar Kaguya o Selene, en honor de una princesa selenita de un conocido cuento infantil nipón. Con dos satélites a bordo, el Kaguya, que viajó a la luna con la misión de que recopilar datos sobre el origen y composición del satélite natural de la Tierra.

El 12 de junio de 2009, JAXA dio por concluida, con éxito, la misión de Kaguya, que ha aportado a Japón una extensa cartografía de la superficie de la Luna.

Para 2018, la Agencia de Exploración Aeroespacial nipona (JAXA) planea realizar su primer alunizaje mediante un dispositivo no tripulado.

El objetivo de la misión será analizar la resistencia de determinados materiales sobre la superficie lunar, para determinar si pueden ser utilizados en futuras misiones tripuladas.

La misión también le servirá a JAXA para probar un sistema de aterrizaje en una zona objetivo, que buscaría tener un margen de error de tan sólo unos cientos de metros.

Según han revelado fuentes cercanas al asunto a la agencia de noticias Kyodo, JAXA presentará próximamente el proyecto ante el gobierno nipón con el objetivo de empezar a recibir financiación para la misión a partir del próximo ejercicio fiscal, que arranca en abril de 2016.

Sonda Kaguya

India

El 22 de octubre de 2008 La India lanzó a la Luna "Chandrayaan-1", su primera sonda lunar no tripulada con la misión de trazar un mapa tridimensional del satélite y estudiar su composición geológica.

La sonda, que se lanzó desde Sriharikota, la Bahía de Bengala, alcanzó la órbita lunar el 8 de noviembre, pero la Organización India de Investigación Espacial (ISRO) perdió el contacto por radio en agosto de 2009.

La Chandrayaan-1 completó 312 días en órbita y realizó 3.400 órbitas alrededor de la Luna.

Chandrayaan-1

Unión Europea

La Unión Europea, a través de la Agencia Espacial Europea (ESA), realizó la primera misión a la Luna en 2003.

El 27 de septiembre de 2003 envió, a bordo del cohete Ariane-5, la sonda Smart-1 con la misión de conseguir información de la geología, morfología, topografía, mineralogía y medio ambiente de la Luna.

La Smart-1 recogió datos y probó tecnologías que se emplearán en misiones planetarias posteriores, sin embargo, el 3 de septiembre de 2006, finalizó con éxito su primera misión lunar, tras impactar de forma controlada en el Lago Excelencia, en el hemisferio sur de la Luna.

Smart 1

También en Facebook en https://www.facebook.com/elkronoscopio/posts/1860740307485113

Puede interesarle: