Translate

miércoles, 1 de abril de 2015

1 de abril de 1944 - Bombarderos norteamericanos atacan ¿por error? la ciudad de Schaffhausen, en Suiza.

Un hecho poco conocido de la Segunda Guerra Mundial es que la neutral Suiza fue víctima de varios ataques aéreos por parte de los bombarderos de Estados Unidos. Las localidades de Stein-am-Rhein, Taegerwilen, Rafz y Vals en febrero de 1945 dejando 21 muertos y varios heridos. También fueron bombardeadas las ciudades de Zurich y Basilea en marzo de 1945, dejando cinco muertos y graves daños materiales. El ataque contra la estación de tren de Basilea dio lugar a la destrucción de un tren de pasajeros, pero no se registraron víctimas. Sin embargo, un B-24 Liberator estadounidense soltó su carga de bombas sobre Zurich, destruyendo dos edificios y matando a 5 civiles, pues la tripulación del avión creía estar atacando la ciudad de Friburgo de Brisgovia en Alemania.

El 25 de diciembre de 1944 fue bombardeada Thayngen, pero los pilotos declararon, que pensaron que bombardearon el puente de Singen en Alemania.

El ataque más grave fue el primero de todos, el día 1 de abril de 1944. Una formación de  22 bombarderos dejó caer sus bombas sobre la ciudad de Schaffhausen, dejando entre 40 y 100 muertos y destruyendo gran cantidad de casas. Aunque según las disculpas norteamericanas fue causado por un error de navegación, muchos suizos estaban convencidos de que se trató de una represalia por los negocios que tenían ciertas empresas suizas con los alemanes. A consecuencia de este hecho, las relaciones diplomáticas entre ambos países alcanzaron su peor momento. De más está señalar que la propaganda alemana dio amplia cobertura al acontecimiento.


El bombardeo de Schaffhausen redujo la tolerancia suiza hacia las violaciones del espacio aéreo por los Aliados, quienes trataron de justificarse. Finalmente, el problema llegó a ser tan serio que los suizos autorizaron ataques de aviones de combate sobre aviones beligerantes de los EE.UU. La reacción de Suiza, aunque un tanto escéptica, fue tratar estas violaciones de su neutralidad como "accidentes". Los Estados Unidos fueron advertidos del fin de la "tolerancia": cualquier avión violando el espacio aéreo suizo sería derribado y de sus tripulantes serian arrestados, mientras las formaciones de bombarderos en violación del espacio aéreo serían interceptadas.

Las víctimas de estos ataques errados no se limitaban a la población civil suiza, sino que incluía las tripulaciones aéreas estadounidenses que fueron derribadas por los cazas suizos, así como varios aviadores suizos derribados por estadounidenses. 

Ante las protestas suizas a los números ataques, se atribuyeron los accidentes a fallas en los equipos de navegación, incompetencia de las tripulaciones, problemas de escasa visibilidad por condiciones climáticas, etcétera. Después del bombardeo, los suizos comenzaron a pintar sus tejados con la cruz blanca de la bandera suiza.

Schaffhausen
Los políticos y los diplomáticos estadounidenses trataron de minimizar el daño causado por estos incidentes, pero algunos altos mandos de EEUU argumentaron que, puesto que Suiza estaba "llena de simpatizantes de los nazis, merecía ser bombardeada". El general Henry H. Arnold, Comandante General de la Fuerza Aérea del Ejército de EE.UU. en Europa, incluso sugirió que fueron los propios alemanes que volaban los aviones aliados capturados en Suiza en un intento de ganar una victoria propagandística. Sin embargo los EE.UU. finalmente se disculparon por las violaciones.

Estados Unidos le pagó a suiza en el mes de octubre cuatro millones de dólares en concepto de indemnización por este ataque, pero los numerosos ataques posteriores, que dejaron víctimas y daños materiales, produjeron graves tensiones diplomáticas que obligaron a los Estados Unidos a pagar más de 14 millones de dólares de indemnización a Suiza en 1949.

Bombardero norteamericano B-17 capturado con insignias suizas
Los bombardeos citados no fueron las únicas violaciones al espacio aéreo suizo. Antes de los bombardeos, varios aviones imposibilitados de regresar a sus bases debido a daños recibidos o problemas mecánicos o de falta de combustible se dirigieron a Suiza. Luego del incidente de Schaffhausen comenzaron a ser recibidos por la artillería antiaérea y por los cazas suizos.  Varios bombarderos fueron derribados u obligados a aterrizar. 

También en Facebook en https://www.facebook.com/elkronoscopio/posts/1990202517872224