sábado, 3 de octubre de 2015

3 de octubre de 1993 - La batalla de Mogadiscio

La batalla de Mogadiscio alcanzó una enorme popularidad gracias a la película de Ridley Scott basada en el libro escrito por Mark Bowden. Los días 3 y 4 de octubre de 1993, tropas de élite de EE. UU. realizaron una operación militar en Somalia que sirvió de argumento para “La Caída del Halcón Negro” (Black Hawk Down), la película de Scott, en 2001 y dos años más tarde para un videojuego también muy popular que tuvo el mismo nombre.

Escena de la película "Black Hawk Down"
Somalía apenas generó noticias durante años, pero a partir de 1991 cambió mucho la situación con el derrocamiento de Siad Barre, dictador desde el golpe de Estado que encabezó en 1969. Su credo político era el socialismo científico, que pretendía aclimatar a la realidad somalí. Su derrocamiento tuvo mucho que ver con un factor clave de esa realidad somalí, los clanes. La capital se convirtió en una escombrera y la lucha sin cuartel entre clanes y subclanes pulverizó al país, azotado -para empeorar las cosas- por persistentes hambrunas, que hacían de Somalia "la tierra olvidada por Dios".

El infierno somalí tocó la conciencia de muchos países, entre ellos EE UU, que ofreció a la ONU enviar 20.000 soldados para garantizar la distribución de la ayuda humanitaria. Se abría paso la idea de que debía ponerse freno a una sangría humana cifrada en centenares de miles de personas. Ya desde el principio los señores de la guerra, título que ostentaban los dirigentes de los clanes y subclanes que se disputaban el control territorial del país, se opusieron a semejante despliegue de tropas alegando que su presencia en el país implicaría una grave cesión de soberanía.

El presidente Bush ordenó la intervención el 4 de diciembre de 1992 con la esperanza de que para el 20 de enero de 1993, fecha del relevo presidencial, hubiera concluido. España cedió la base de Morón para facilitar el despliegue y 14 países participaron en el operativo militar auspiciado por la ONU.

El desembarco de las primeras tropas estadounidenses y francesas devolvió "una aparente normalidad"a sus calles, repentinamente bulliciosas. "Se acabó el terror", susurran risueños sus habitantes a los oídos occidentales. Pero Mogadiscio está rota por el rencor y la pobreza después de dos años de guerra. Para los grupos armados, la presencia internacional resulta molesta, la violencia no terminó y los incidentes eran cada vez más graves, como el ocurrido en febrero de 1993, cuando una multitud trató de asaltar la embajada de EE UU y 9 somalíes murieron en la refriega.

Pronto se vio que una operación bendecida como humanitaria se enlodaba por el rechazo de aquellos a quienes se había acudido a salvar y el goteo y la entidad de los enfrentamientos creció hasta que en junio de 1993 se ordenó una operación militar punitiva que pretendía apaciguar el país. La situación empeoró cuando cascos azules paquistaníes se tomaron la justicia por su mano reprimiendo una manifestación en respuesta a la muerte de 24 compañeros pocos días antes.

Así pues, los cascos azules cambiaron su estrategia de ayuda humanitaria para involucrarse en la guerra y también aumentó el rechazo de la población. Un bombardeo sobre un barrio de Mogadiscio mató a 80 somalíes -o a 13, según EE.UU.- y la enfurecida población mató a 2 fotógrafos de prensa, uno británico y otro alemán. Eso ocurrió en julio. El 3 de octubre, 5 soldados de Estados Unidos murieron cuando los dos helicópteros en los que viajaban fueron abatidos por misiles tierra-aire. Esta fue la información del primer día de la batalla, pero al día siguiente, el balance era de 13 soldados muertos, 75 heridos y 7 desaparecidos. La conmoción causada por el desenlace de esta batalla, hizo que el presidente Clinton anunciara el envío de un contingente de 200 soldados y de material militar pesado para reforzar sus tropas. Pero ya quedó claro que las cosas se habían torcido de mala manera. Quedarse ya no era una opción. Como consecuencia de estas batallas murieron 24 soldados pakistaníes y 19 norteamericanos (el total de muertos norteamericanos fue de 31), la mayoría cayeron durante la "Batalla de Mogadiscio". Unos mil milicianos somalíes murieron durante esa batalla.


También en Facebook en https://www.facebook.com/elkronoscopio/posts/1898085700417240