Translate

sábado, 17 de octubre de 2015

17 de octubre de 1777 - Batalla de Saratoga

El ejército británico recibe un descalabro en Saratoga (EE.UU.) al entregarse el general John Burgoyne con 300 oficiales y 5.000 soldados a los 20.000 soldados americanos que les rodean. Se llega a un acuerdo mediante el cual los británicos regresarán a su patria y no volverán a combatir en América. 

Desde que el 4 de julio de 1.776 las Trece Colonias proclamaran su independencia en contra de la Corona, Su Majestad el Rey Jorge III se había visto arrastrado a una costosa guerra en la lejana América del Norte para la cual su país no estaba preparado. Desde luego, no era el mejor momento. La dura Guerra de los Siete Años, aunque triunfal, había salido cara para los ingleses, acostumbrados a ejércitos pequeños y profesionales. El reclutamiento masivo que hubo que realizar se hizo a expensas de endeudar a la nación, y los frutos de la victoria, aunque muy rentables a largo plazo, no sufragaban los costos en el futuro inmediato. 

La batalla de Saratoga, dividida en dos enfrentamientos destacados en septiembre y octubre de 1777, fue una victoria decisiva para los patriotas estadounidenses durante la Revolución Americana, y es considerada un punto crucial de la guerra revolucionaria. La batalla fue el impulso que necesitaba Francia para entrar en guerra con Gran Bretaña, además de un espaldarazo de confianza para el ejército de Washington y el acceso a provisiones y suministros muy necesarios.

Los británicos intentaban dominar el norte de Nueva York y aislar Nueva Inglaterra de las colonias del Sur, con miras a desalentar el movimiento revolucionario. Esta estrategia, derivó en una oportunidad única para los estadounidenses.

Las tropas británicas del general John Burgoyne, planeaban llegar desde Montral a Albany, Nueva York, siguiendo la ruta de los lagos Champlain, George, y el río Hudson. Una vez en Albany, se unirían a otros dos cuerpos británicos, uno proveniente del norte, de Nueva York, y el restante del este, que llegaría a través del valle del río Mohawk.

El avance de Burgoyne desde el sur se retrasó en los bosques cercanos al lago George. Las tropas coloniales demoraban su paso bloqueando su ruta con árboles. Para cuando Burgoyne llegó a Fort Edward, ya escaseaban sus suministros. Se envió un destacamento para la adquisición de ganado y vituallas a la vecina ciudad de Vermont, pero este fue emboscado por las tropas coloniales, disminuyendo el número de hombres de Burgoyne.

Cuando Burgoyne comenzó nuevamente su avance al sur, fue detenido cerca de 10 millas antes de Saratoga. La primera batalla de Saratoga, la Batalla de la Granja Freeman, tuvo lugar el 19 de septiembre de 1777. Una milicia de tiradores de Virginia acosó a los británicos, mientras que otras fuerzas coloniales cargaron agresivamente para trabar batalla con ellos. Burgoyne perdió dos hombres por cada estadounidense caído.

La segunda batalla, la Batalla de las Alturas de Bemis, tuvo lugar el 7 de octubre, cuando Burgoyne decidió romper el cerco de fuerzas coloniales que lo rodeaba y hacerlas retroceder. Las tropas británicas y sus aliados alemanes fueron devastados, al punto de casi perder sus posiciones atrincheradas.

Rendición del general Burgoyne tras la batalla,