viernes, 6 de noviembre de 2015

La KGB

KGB (transliteración de "КГБ") es la abreviatura en ruso para Комитет государственной безопасности (Comité para la Seguridad del Estado, castellanizado Komitet Gosudárstvennoy Bezopásnosti), fue el nombre de la agencia de inteligencia, así como de la agencia principal de policía secreta de la Unión Soviética desde el 13 de marzo de 1954. 

El dominio de la KGB fue aproximadamente el mismo que el de la CIA o la división de contrainteligencia del FBI en Estados Unidos. El nombre por el que se ha conocido popularmente es "El Centro".

Se encargó de obtener y analizar toda la información de inteligencia de la nación, pero se convirtió en un organismo de represión de toda la Unión Soviética. Desapareció cuando se disolvió dicha Unión. A partir de allí surgió el Servicio de Inteligencia Extranjera (FSB), el cual pasó a dirigir las actividades de espionaje fuera del país y le informa directamente al presidente del Gobierno.

La KGB se disolvió cuando su jefe, el Coronel General Vladímir Kryuchkov, utilizó recursos de este organismo para apoyar el intento de golpe contra el Presidente Soviético Mijaíl Gorbachov, en agosto de 1991. El 23 de agosto de 1991 Kryuchkov fue arrestado, y el General Vadim Bakatin fue oficialmente nombrado Jefe del KGB, y mandado expresamente para disolverla. El 6 de noviembre de 1991, el KGB dejó formalmente de existir. 

El KGB desarrolló un nivel notable de éxito en los primeros años de su funcionamiento. La comparativamente baja o displicente política de seguridad extranjera de naciones como los Estados Unidos y del Reino Unido le permitió a la KGB aprovechar oportunidades enormes para penetrar sus agencias de inteligencia y el mismo gobierno con sus propios agentes. Identificada como la cúpula de inteligencia más importante de la Unión Soviética, obtuvo información detallada sobre la construcción de la bomba atómica (el Proyecto Manhattan), gracias a las habilidades y buen posicionamiento de agentes como Klaus Fuchs y Theodore Hall. La KGB también persiguió enemigos de la Unión Soviética y de Stalin, como los contra-revolucionarios Guardias Blancos y del bolchevique anti-estalinista León Trotsky, consiguiendo incluso el asesinato de éste luego de un elaborado plan para penetrar su círculo más cercano en el exilio.

Entrada principal al edificio de la KGB en Moscú
Al igual que la mayoría de las otras agencias de inteligencia, la KGB operaba de maneras legales e ilegales en sus países de destino. Las operaciones legales operadas fuera de la embajada local al amparo de la inmunidad diplomática estaban libres de la persecución. En contraste, los agentes ilegales operaban sin el beneficio de inmunidad judicial. La KGB, sobre todo en sus primeros años, a menudo colocaba más valor en sus agentes ilegales que en los legales, principalmente debido a la capacidad de los ilegales para operar más fácilmente encubiertos, y así infiltrarse en sus objetivos.

Hereda la misión ideológica de la "espada y escudo" de la Cheka: "el escudo para defender la revolución, la espada para herir a sus enemigos". La evolución de la KGB se origina con el establecimiento de la Cheka seis semanas después de la Revolución Bolchevique, con el fin de defender la naciente bolchevique estado de sus poderosos enemigos, "burgueses", el principal de ellos el Ejército Blanco. La Cheka se propuso suprimir brutalmente el disenso e interrogar y torturar a presuntos contrarrevolucionarios. Se acreditará con Lenin por haber jugado un papel clave en la supervivencia del nuevo régimen.


Con la aprobación de Lenin, un nuevo departamento de inteligencia extranjera de la Cheka, el INO (Innostranyi Otdel) se estableció el 20 de diciembre de 1920, el precursor de la Dirección Principal Primera (FCD) de la KGB. La Cheka sí pasó a llamarse la Dirección Política del Estado (Объединённое государственное политическое управление o ОГПУ / OGPU), un nombre que conservaría durante gran parte del reinado temprano de Stalin.

La OGPU siguió ampliando sus operaciones en el país y en el extranjero; Sin embargo, la creciente paranoia de Stalin, en el período después de las purgas, influyó fuertemente en el rendimiento y la dirección de la agencia de inteligencia. Bajo Stalin, la persecución por motivos políticos de las conspiraciones contra el Estado, como los trotskistas y más tarde los "desviacionistas de derecha", se convirtió en un foco central de inteligencia. Como Stalin actuaba como su propio analista de inteligencia, el papel de procesamiento de inteligencia estaba subordinada a la de la simple recolección de información, y con frecuencia los informes presentados a Stalin fueron diseñados sólo para reflejar lo que él quería oír. Este período en la historia de la KGB culminó con la eventual liquidación de muchos oficiales de inteligencia y el caos dentro de las operaciones internas y externas de la organización durante las grandes purgas, como la condena de los ex presidentes de la KGB Genrikh Yagoda y Nikolái Yezhov por traición. Yezhov fue irónicamente el que denunció Yagoda y llevó a cabo el terror bajo las órdenes de Stalin en el período 1936-1938.

La agencia, rebautizado como parte NKGB y más tarde de la NKVD, trató de reconstruirse después de la catástrofe de las purgas de Stalin. Bajo Lavrenti Beria continuó su papel servil de producir inteligencia para corroborar propias teorías de la conspiración de Stalin. El próximo evento organizacional importante que estaba por venir en 1947 en la forma de la KI (Komitet Informatsii), una idea original de ministro de Relaciones Exteriores Vyacheslav Molotov, lo que centralizar el sistema de inteligencia mediante la combinación de los servicios de inteligencia extranjeros de la agencia ahora el Ministerio para la Seguridad Estatal (MGB)

En marzo de 1953, Lavrenti Beria consolidó el Ministerio Ruso de Asuntos Internos (MVD) y el Ministerio para la Seguridad Estatal (MGB) en una sola organización, el MVD; Beria, jefe de la MVD, había estado consolidando su poder. Tras la muerte de Stalin en 1953, ante el temor de un intento de golpe de Estado, los colegas de Beria en el Presidium se unieron contra él, acusándolo de "actividades contra el Estado" y lo ejecutaron por traición.

El MVD fue nuevamente dividido. El reformulado MVD retuvo el poder policíaco y legislativo, mientras que el segundo, la nueva agencia KGB, asumió funciones de seguridad interna y externa, y estaba subordinada al Consejo de Ministros. El 5 de junio de 1978 el KGB fue rebautizada como el "KGB de la Unión Soviética", tomando su máximo responsable un asiento en el Consejo Ministerial.

En 1967, Yuri Andropov, el más influyente presidente de la KGB en su historia, comenzó su mandato al frente de la KGB. Andropov pasaría a hacerse heredero aparente a Brezhnev, ayudado por la creciente debilidad del secretario general, y le sucedió en 1982. El legado de Andropov en el KGB era un mayor enfoque en la lucha contra la subversión ideológica en todas sus formas, no importa lo aparentemente menor o trivial que pudiera parecer.

Vladimir Putin, con uniforme de capitán de la KGB, en Dresden, Alemania Oriental, en la década de 1980
Vladimir Kriuchkov, el último de los jefes de la KGB, creció consternado por los esfuerzos de Gorbachov para abrir la sociedad soviética (''glasnost'') y fue uno de los principales organizadores del golpe de 1991. Sin embargo, la disminución de respeto por la KGB y otros factores había debilitado fatalmente el régimen soviético, y tras el fracaso del golpe de Estado, fue disuelta oficialmente el 6 de noviembre de 1991. Fue reemplazada por una nueva agencia, el FSB, que ahora lleva a cabo la mayor parte de las funciones de la antigua KGB.

Emblema de la FSB
Sus servicios fueron divididos en dos organizaciones separadas; el FSB para la Seguridad Interna y el Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) de Recopilación de Inteligencia Extranjera. El Federalnaya Sluzhba Bezopasnosti (FSB) es funcionalmente muy parecida a la antigua KGB soviética.


También en Facebook en https://www.facebook.com/elkronoscopio/posts/1910973445795132