martes, 10 de noviembre de 2015

Piratas!

A lo largo de la historia han habido miles de piratas e historias sobre estos. Los piratas han sido asimilados muy a menudo a bucaneros, corsarios o filibusteros, sin embargo cada uno de estos términos tiene un significado propio muy cercano a la actividad de la piratería. 
  1. Corsario era el nombre que se concedía a los navegantes que, en virtud del permiso concedido por un gobierno en una carta de marca o patente de corso, capturaban y saqueaban el tráfico mercante de las naciones enemigas de ese gobierno. 
  2. Filibustero era el nombre que recibía el pirata que en el siglo XVII formaba parte de los grupos que actuaban en el mar de las Antillas. Su característica especial, que lo diferenciaba de otros piratas, era que no se alejaban de la costa, la bordeaban y saqueaban las localidades costeras. empleaban para sus fechorías barcos pequeños y muy rápidos, los denominados “Fly Boats” (barcos voladores) de los cuales proviene la palabra filibusteros
  3. Un bucanero era en origen un habitante de la parte occidental de la isla de La Española, actual Haití y República Dominicana, que se dedicaba a cazar vacas y cerdos salvajes para bucanear, es decir, ahumar la carne y venderla a los navíos que navegaban por las aguas del mar Caribe.A lo largo de los siglos XVII y XVIII el término, alternado con el de filibustero, pasó a ser sinónimo de pirata. Sin embargo, mientras los piratas solían limitar sus actividades al mar, los bucaneros no desdeñaban las actividades en tierra firme ni dedicarse al pillaje. 



Entre los piratas hubo quienes alcanzaron fama eterna por sus temerarias acciones, su valentía, su arrogancia, su promiscuidad, su crueldad y sobre todo por sus legendarios tesoros. Estos son solo algunos de ellos.


François L’Olonnais

François L’Olonnais, conocido también como “El Olonés”, fue un auténtico pirata psicópata, sus atrocidades sin límites le hicieron ser sumamente temido en las colonias españolas. El Olonés nació en 1635 bajo el nombre de Jean David Nau, en Les Sables d’Olonne, Francia. Tras alistarse en el ejército francés fue destinado a las Antillas y tras cumplir su servicio militar se unió a las bandas de piratas que infestaban la zona. Pronto se convirtió en una auténtica amenaza para los pequeños mercantes que surcaban el mar Caribe. El Olonés era terriblemente cruel con los prisioneros capturados a los cuales despedazaba en vida, les devoraba el corazón o les extraía los intestinos.

En 1666, El Olonés saqueó audazmente la ciudad de Maracaibo, en la costa de Venezuela, masacrando y torturando horriblemente a los pobladores que capturaba. Posteriormente se dedicó a atacar las costas de México y Honduras, capturando varios barquitos pesqueros y algunos galeones españoles, pero durante una incursión en México fue derrotado por los españoles y a duras penas consiguió escapar. Tras reclutar una nueva tripulación, el Olonés se dedicó a saquear las costas de Cuba, hasta que un banco de arena hizo encallar a su barco. Embarcándose de nuevo en canoas, El Olonés y sus hombres llegan hasta el Golfo de Darién. Pero cuando se internan en la selva en busca de agua y fruta son atacados por los belicosos indígenas caníbales “Kuna” que habitaban las selvas del Darién. Solo un hombre de la tripulación consiguió escapar de los indígenas y regresar a las balsas. El Olonés y el resto de la tripulación fueron despedazados, cocinados y finalmente devorados por los Kuna. Un merecido fin para tan despiadado psicópata.


William Kidd

Probablemente es el más famoso y el que menos fama de pirata merece. Es a menudo recordado como un pirata cruel y sanguinario, aunque algunos registros históricos ponen en duda dichas evidencias, ya que dicho pirata pudo haber actuado en realidad bajo patente de corso, la cual le fue otorgada, según lo que se cree., por William III de Inglaterra. William Kidd nació en Greenock, Escocia en 1654. Desde joven fue un buen marino y llegó pronto a capitán. En 1690 se casó con una viuda rica y se estableció en Nueva York. En 1695 el gobierno británico decidió organizar una expedición para capturar a varios piratas que amenazaban el comercio británico con la India. Se ofreció el trabajo a una compañía privada que contrató como capitán a Kidd, quien en 1696 se embarcó a la caza de piratas en un barco construido especialmente para él, el “Adventure Galley”. Muchos tripulantes querían atacar barcos neutrales en busca de botín, pero Kidd solo tenía licencia para atacar barcos franceses y barcos piratas. Ante la presión de la tripulación, Kidd decidió atacar un barco holandés que viajaba con salvoconductos franceses. A su regreso a Nueva York fue acusado de piratería, se entregó a la justicia, pero perdió el juicio y fue condenado a la horca y ahorcado el 23 de Mayo de 1701. La fama de Kidd se debe al gran tesoro que enterró en la isla Gardiners, cerca de Long Island en Nueva York, descubierto al ser encarcelado. El tesoro se llevó íntegramente a Londres, pero Londres nunca lo devolvió a sus propietarios.


Charles Vane

Nacido en Port Royal, Jamaica, en 1680, comenzó a dedicarse a la piratería en 1716, Charles Vane era conocido por acosar solamente a los barcos ingleses y franceses. Con su buque insignia, el Ranger, Vane fijó su base en las Bahamas y era conocido por ser cruel, no sólo con sus enemigos sino también con sus tripulantes. En febrero de 1718, Vane fue acorralado por Vincent Pearse, comandante de la HMS Phoenix, donde aceptó el perdón real, pero volvió a sus andanzas siniestras tan pronto quedó libre.

Era desdeñado por su crueldad y mostraba poco respeto hacia el código pirata, traicionando a su propia tripulación y no dividiendo justamente el pillaje.

Después de salvarse por los pelos de la Royal Navy, la tripulación le quitó el cargo de capitán, debido a su cobardía al intentar tomar un barco de guerra francés. Fue reemplazado por Calico Jack Rackham. Vane, sin embargo, se abrió camino de regreso a los altos rangos de la piratería al apoderarse de naves mucho más grandes. Después de una carrera bastante larga y agresiva en la piratería fue finalmente capturado cuando su bergantín se hundió en una tormenta en febrero de 1719, separándolo de su compañero, Robert Deal. Vane llegó a una isla desierta en la bahía de Honduras. Un barco lo rescató, pero Vane fue reconocido por un pirata retirado llamado Holford. Dos años después, fue enjuiciado y condenado en el 22 de marzo de 1721 y ahorcado en Jamaica el 29 de marzo de ese mismo año 


Barbanegra

Sin duda este personaje es uno de los más famosos piratas que han surcado los mares. Mundialmente conocido como Barbanegra, impresionaba por su elevada estatura, a la que añadía una imagen impactante: le gustaba mostrarse en público tocado con un aparatoso tricornio con plumas y armado a conciencia con varias espadas, cuchillos y una pistolera con tres juegos de pistolas de diversos calibres. Para rematar, acicalaba su poblada barba oscura con mechas de cañón que le colgaban como adornos navideños y que encendía cuando entraba en combate. Quienes le vieron luchar decían que se parecía al diablo, con su terrorífica mirada y una nube de humo en torno a la cabeza. En ese sentido, fue el verdadero inventor del look pirata.

Edward Teach nació en Bristol alrededor de 1680, pero partió hacia Jamaica siendo un adolescente. Se inició de marinero muy joven y en los años de la Guerra de Sucesión española (1700-1713) navegó en barcos corsarios por aguas del Caribe, cerca de Jamaica. En algún momento se unió a la tripulación del pirata británico Benjamin Hornigold, quien se retiró en 1716 aprovechando una amnistía del gobierno inglés a los corsarios. En 1717 obtendría su propio barco, un barco negrero francés llamado “Le Concorde”, que capturó y en el que instaló 40 cañones y rebautizó como el ”Queen Anne’s Revenge” (la venganza de la reina Anna)

En 1718 abandonó a su tripulación llevándose el botín consigo. Tras llegar Carolina del Norte, Teach vendió parte de su botín y se compró una casa, casándose con una jovencita e iniciando una nueva vida dentro de la legalidad, ya que el gobernador de Carolina del Norte, Charles Eden le otorgó el perdón oficial por sus crímenes a cambio de una suculenta parte de su botín. Pero Barbanegra pronto se cansó de su vida como “civil” y en 1718 decidió volver a la piratería, aprovechando el apoyo del gobernador, que reconocía las presas de Teach como presas legales, pero todo cambió cuando el Gobernador de Virginia, Alexander Spotswood, se quejó formalmente ante la Corona Británica de las actividades de Teach y recibió permiso para actuar contra Barbanegra. Spotswood fletó de su bolsillo dos buques para asaltar la base de Teach en Ocracoke.

El asalto a la base de Barbanegra estaría a cargo del experimentado oficial de marina Maynard, encontrándole borracho y en plena celebración Así finalizó la carrera de uno de los piratas más duros de la historia


Bartholomew Roberts

Fue el pirata más exitoso de la historia, el número de embarcaciones que capturó supera con creces a los de cualquier otro. Pero su fama no se debe solo a su éxito sino a su gran caballerosidad con la mayoría de vencidos.

John Roberts nació en 1682 en Casnewydd Bach, en Gales, su vida era la de un marino normal, hasta que en 1719 el barco negrero en el que viajaba fue capturado en la costa africana por el pirata Howell Davis. Roberts decidió unirse a la tripulación pirata, cambiando su nombre John por Bartholomew. Poco tiempo después, el capitán Davis murió en un ataque contra la Isla de los Príncipes y Roberts fue elegido capitán por votación de la tripulación. Al poco tiempo de su elección Roberts decidió dejar las costas africanas y zarpar hacia Brasil para trasladar a América su campo de operaciones. En su ruta hacia América Roberts se topó con un convoy portugués que atacó exitosamente, capturando varios mercantes y un buque de guerra. Tras vender los navíos capturados y su carga en Nueva Inglaterra, Roberts decidió operar en las zonas pesqueras de Terranova, capturando o destruyendo un gran número de barcos pesqueros. Tras esta exitosa campaña, en 1720 Roberts vendió los barcos que había capturado y se compró un navío francés de 28 cañones, al que bautizó como “Royal Fortune”. Con su nuevo barco, Roberts se trasladó al Caribe, donde inició una nueva exitosa campaña de capturas, capturando en tan solo cuatro días 15 barcos mercantes ingleses y franceses y un buque de guerra holandés de 42 cañones. 

Con la llegada del otoño y la falta de vientos propicios Roberts decidió atacar la isla de Martinica, capturando un gran número de barcos hasta la llegada de la primavera de 1721. Uno de los barcos que capturó fue el del mismísimo gobernador de Martinica, al cual colgó del mástil de su propio navío, en venganza por las ejecuciones de piratas en Martinica. Tras eso, Roberts regresó a África, donde se dedicó a capturar barcos negreros, perjudicando de tal forma el comercio de esclavos que el gobierno británico encargó al buque de guerra “Swallow” que le diera caza. El 10 de febrero de 1722 ambos barcos se encontraron, la tripulación de Roberts estaba borracha, ya que habían estado celebrando las últimas capturas. A consecuencia de ello, su tiempo de reacción fue demasiado lento, lo cual aprovechó el “Swallow” para acercarse a corta distancia y lanzar una andanada de metralla que barrió la cubierta del Royal Fortune, matando en el acto al capitán Roberts, cuyo cuerpo fue lanzado al mar por la tripulación para evitar que fuera mutilado o usado de escarnio por sus enemigos. La batalla duró tres horas más, al final de la cual los piratas se rindieron. El capitán Ogle, del “Swallow”, encontró 300 toneladas de polvo de oro en los buques de Roberts. Toda la tripulación superviviente fue ahorcada en un fuerte de la costa de África. 

Roberts fue el pirata más grande de todos los tiempos, ya que nadie obtuvo un número de presas tan alto como él, se cree que llegó a capturar 470 navíos, lo cual lo convirtió en el pirata más exitoso de la época dorada de los piratas. En su famoso barco Fortuna, todos sus piratas debían obedecer sus once reglas de piratería, conocidas hoy como el código de conducta pirata de Roberts. Roberts fue un valiente líder que siempre encabezaba los abordajes con dos pistolas en bandolera y un sable en la mano. Siempre estaba perfectamente vestido, peinado y rasurado, amaba la ropa costosa y la música de cámara, incluso en ocasiones hizo tocar una orquesta a bordo. La tripulación de su barco era bastante disciplinada y se regía por los códigos de conducta que les imponía Roberts; estaba prohibido pelear, jugar juegos de azar y blasfemar. Pese a ello, la tripulación le tenía un gran afecto por su carisma y su justicia en el reparto del botín. En cuanto a su vida privada Roberts era homosexual, su pareja era el marinero John Walden, al que la tripulación llamaba “Miss Nanny”, el cual era un duro marinero al que le gustaba quemar vivos a los esclavos que caían en sus manos. Walden fue ahorcado junto al resto de la tripulación de Roberts.


Calico Jack, Anne Bone y Mary Read

Jack Rackman fue un pequeño pirata nacido en Jamaica en el año 1682, que se dedicaba al contrabando y a pequeñas capturas costeras, hasta que se acogió a la amnistía de 1719, tras ser destruida la base de New Providence en Bahamas. Pero tras conocer a Anne Bone su vida cambiaria para siempre. 

Anne Bone era la hija ilegítima de un importante abogado irlandés, William Cormac y de la criada de la familia. En 1698 después del escándalo del nacimiento ilegitimo, sus padres se trasladaron a Charlestón donde su padre ejerció como abogado y se convirtió en un rico comerciante. Se cuenta que ya muy joven Anne apuñaló a una chica con un cuchillo de carnicero. Anne se casará con James Bonny, un cazador sin fortuna quien la llevó a las Bahamas como pirata después de que su padre la desheredara. James se convirtió en un informador del gobernador en su lucha contra los piratas. 

Ann le abandonó por Calico Jack. Su marido recurrió al gobernador para retenerla. Anne y Jack decidieron huir y vivir de la piratería. Calico Jack dejó a Anne en Cuba en compañía de unos amigos para dar a luz a un hijo común y después del parto dejaron a su hijo en Cuba y regresaron al mar. Anne vestía ropas masculinas, era experta en el manejo de pistolas y machete y era muy respetada por todos los piratas. Jack ofrecía a los marineros capturados en sus correrías unirse a su tripulación. 

Un marinero de estos llamado Mark Read resultó ser una joven inglesa llamada realmente Mary Read. Así pues la tripulación de Calico Jack contaría con dos mujeres a bordo que demostraban ser igual de valientes o más que sus compañeros masculinos. Toda una reivindicación de la igualdad de sexos que provocó gran escándalo en la puritana sociedad de la época. 

La carrera de esta tripulación finalizó en 1720 cuando su barco, el “Revenge” fue capturado por los británicos, la mayoría de la tripulación estaba borracha y solo lucharon las dos mujeres. Mary murió de fiebres en la prisión sin llegar a dar a luz y Anne supuestamente fue liberada por mediación de su rico padre, se casó de nuevo y se estableció con sus hijos en Virginia. 

Se ha especulado que Rackham había intentado firmar un pacto con el gobernador bajo el cual se rendiría si se concedía clemencia a Anne y a Mary Read. Sea cierto esto o no, ambas mujeres consiguieron escapar de la horca alegando estar embarazadas.

Rackham y su tripulación fueron juzgados en Jamaica, el 16 de noviembre de 1720. Junto con los restantes miembros de la tripulación, fueron encontrados culpables de piratería y ahorcados al día siguiente. 

"Desdichado sea aquel que encuentre mis innumerables tesoros, ya que no habrá barco ninguno que encima pueda cargarlos todos", pronunció antes de morir Rackham 

Con la muerte de Calico Jack murió el último pirata famoso del Caribe, la piratería perdería importancia en América y se desplazaría a Asia en busca siempre de la libertad y la riqueza por cualquier medio. La bandera de Jack, dos tibias y una calavera blancas en fondo negro será la más famosa y será considerada la bandera pirata tradicional. Pero hay que recordar que cada pirata llevaba su propia enseña, su propia bandera diferente de la del resto.


Barbarroja

Este era el apodo de Hayreddin Pasha (o Khair ad Din), pirata turco nacido en la isla de Lesbos (1478 - 4 de julio de 1546). Hijo del caballero otomano Yakup, todos sus hermanos se dedicaron a la marinería, pero fueron Aruch y después Hayreddin, quienes comandaron una organización pirata que llevó a los berberiscos a controlar el comercio en el Mediterráneo bajo los auspicios del imperio turco y a convertirse en una pesadilla para el imperio español. Fue un almirante otomano, así como un corsario turco que sirvió bajo las órdenes del Sultán otomano Suleimán. Apodado Barbarossa («Barbarroja») por los italianos. 

En 1533, Barbarroja fue nombrado por Suleimán Almirante en Jefe de la flota otomana, y unió sus fuerzas con las del rey de Francia Francisco I para desencadenar una contundente ofensiva contra Carlos V. En el curso de la misma, conquistó Túnez y saqueó las Baleares, Reggio, Niza y la costa catalana, a pesar de la oposición del almirante genovés al servicio de España, Andrea Doria, a quien derrotó de forma contundente.

Durante su mandato, Hayreddin llegó a coordinar una flota de 36 barcos con la que trasladó a 70.000 mudéjares (término que deriva de la palabra árabe مدجّن [mudaÿÿan] que significa "doméstico" o "domesticado" y que se utiliza para designar a los musulmanes que permanecieron viviendo en territorio conquistado por los cristianos, y bajo su control político, durante el proceso de avance de los reinos cristianos hacia el sur (denominado Reconquista), que se desarrolló a lo largo de la Edad Media en la Península Ibérica.) de España en el transcurso de siete viajes para reubicarlos en Argel, que se convirtió en una plaza fuerte contra los intereses españoles. Como premio a sus servicios al Imperio Otomano, Suleimán le otorgó el título de Baylar Bey o Comandante General. Sólo la paz de Crépy, concertada entre Francia y España en 1544, puso freno a sus ataques. En sus últimos años, Hayreddin se retiró a Estambul para disfrutar de su palacio a orillas del Bósforo. Allí murió en 1546. Hoy se puede visitar su tumba en el cementerio de Besiktas de la capital turca.


Cheung Po Tsai

Nacido en 1782, fue el hijo de un pescador en Hong Kong. Cheung Po Tsai fue secuestrado a la edad de 15 años por una pareja de piratas. Fue adoptado por sus secuestradores e ingreso más tarde en el negocio de la piratería gracias a sus padres adoptivos. Cheung Po Tsai actuaba a lo largo de la zona costera de Guangdong durante la dinastía Qing. 

Se dice que tenía más de 50,000 seguidores y su flota se componía de 600 barcos. 

En 1810, Cheung Po deja la piratería y se convierte en un capitán de la Armada Imperial de Qing, donde pasó toda su vida en una posición muy cómoda del gobierno hasta su fallecimiento en 1822. Cheung Po es sobre todo famoso por la leyenda sobre su tesoro escondido. Aunque nunca se encontró, sigue habiendo un rumor de que su tesoro está escondido en la cueva de Cheung Po Tsai, en la isla de Cheung Chau.