Translate

miércoles, 16 de diciembre de 2015

16 de diciembre de 1773 - En Boston, un grupo de colonos escalan los navíos británicos cargados de cajas de té y las arrojan al mar, lo que supone el inicio de la Revolución estadounidense.

La transformación económica, social y política que se produjeron en Inglaterra durante el siglo XVI, favorecieron su expansión colonial en el siglo XVII. Además había un grupo de hombres dispuestos a migrar para colonizar nuevos territorios y comenzar una nueva vida. La reforma religiosa realizada por Enrique VIII había producido fuertes encuentros entre la corona y algunos sectores de la sociedad que se oponía a la religión anglicana y que preferían abandonar Inglaterra para practicar libremente su fe. Fue una solución para muchos perseguidos por cuestiones religiosas en los primeros años del siglo XVII. Por otro lado hombres de negocio organizaron compañías colonizadoras para la explotación de diversos minerales y metales preciosos que creían que había. Por ejemplo las compañías de Londres y la de Plymounth con objeto de extraer oro en estas tierras.

The first pilgrims de Edward Moran, pintor estadounidense
Inglaterra instaló 13 colonias, siendo la primera la de Virginia, en honor a Isabel I, la "reina virgen". Estas eran pobres, no contaban con yacimientos de metales preciosos, ni con una población indígena densa y estable para mano de obra. Su población crecía lentamente y faltaban capitales para fomentar el crecimiento.

Primer mapa impreso a gran escala que muestra las Trece Colonias británicas en América,
así como las colonias de otros imperios adyacentes al británico.
Después de la guerra de Inglaterra contra Francia, la corona quiso que las colonias le ayudasen a pagar la enorme deuda militar de alrededor de 150 millones de libras esterlinas. Con este objetivo el parlamento inglés estableció una serie de impuestos sobre el cuero, el azúcar, el papel y el té, que se importaba desde América. 

Con estas medidas los colonos temieron que todas las libertades que habían disfrutado hasta el momento empezaban a venirse abajo de repente. También podía significar un revés importante para el comercio que los colonos desarrollaban. Viendo el cariz que estaban tomando los acontecimientos el parlamento británico decidió derogar la primera de las leyes, la de las Estampillas, pero al mismo tiempo intensificó la segunda, la de Alojamiento, enviando oficiales de aduanas a la ciudad de Boston para que recolectaran las cuotas. Los colonos no lo aceptaron y se negaron a obedecer a los ocupantes, por lo que éstos reaccionaron mandando soldados a Boston.

Los habitantes de 96 ciudades protestaron, ya que el Parlamento no los representaba frente a la corona, y por lo tanto no podía decidir por ellos y formaron la liga de no importación, ideada por Frankiln.

Benjamín Franklin en 1776
Ante la reducción de ventas de té experimentadas por la Compañía Británica de las Indias Orientales, que sufrían el boicot de colonos que importaban de forma ilegal y vendían el té sin pagar aranceles, y por tanto con unos precios más bajos, el Gobierno Británico aprobó la ley del té. Esta ley permitió a la Compañía de las Indias Orientales vender té a las colonias directamente, sin pagar aranceles. Los precios fueron muy inferiores a los de los contrabandistas.


Este acto simbolizó para los colonos el intento británico de apabullar la Independencia estadounidense. Se produjeron importantes protestas y conflictos, que tuvieron especial trascendencia en Filadelfia, Nueva York y Boston. Los contrabandistas exigieron a los encargados de la Compañía de las Indias Orientales que abandonasen sus puestos.

El martes 16 de diciembre de 1773 tuvo lugar en Boston el denominado Tea Party (o Motín del Té), en el que un grupo de colonos denominado “Los hijos de la libertad” se disfrazaron de indios mohawk, llegaron a los barcos repletos de té que esperaban ser desembarcados en el Puerto de Boston, intimidaron a los marineros y subieron las cajas de té de la bodega a la cubierta. Posteriormente, abrieron las cajas y tiraron todo el té por la borda. Vertieron 45 toneladas de té, por valor de unos £10 000. Además, muchos colonos juraron no volver a tomar esa bebida como señal de protesta  de colonos americanos contra la autoridad británica y es considerado un precedente de la Guerra de Independencia de Estados Unidos, que se proclamó el 4 de julio de 1776.

Esta litografía de 1846 se ha convertido en una imagen clásica del motín del té en Boston.
Este acto generó las críticas de funcionarios tanto de la colonia como británicos. Por ejemplo, Benjamin Franklin declaró que el coste del té debía ser reembolsado y ofreció pagarlo con su propio dinero. Desde la metrópoli se llevaron a cabo medidas represivas contra las colonias: El gobierno inglés cerró el puerto de Boston en 1774 como represalia y declaró el estado de excepción, instaurando otras leyes conocidas como Intolerable Acts (Leyes intolerables), también llamadas Coercive Acts (Leyes Coercitivas) o Punitive Acts (Leyes Punitivas). Sin embargo, también inspiraron otros actos similares que se llevaron a cabo posteriormente, como la quema del barco Peggy Stewart.

El motín del té en Boston, con el tiempo, demostró ser una de las varias causas que llevaron a la Guerra de Independencia de Estados Unidos. Al menos, este motín y la reacción que lo siguió sirvieron para consolidar el apoyo a los revolucionarios de las trece colonias quienes, a fin de cuentas, tuvieron éxito en la guerra por la independencia.

La firma de la Constitución, de Howard Chandler Christy
En cuanto al consumo del té, muchos colonos, en Boston y otros lugares del país, juraron no tomar dicha bebida como señal de protesta, prefiriendo otras infusiones herbales y el café. No obstante, este movimiento social de protesta contra el consumo de té no fue duradero.

El motín del té en Boston fue inspiración para otras rebeliones. Erik Erikson dijo en su libro Gandhi’s Truths (Las verdades de Gandhi) que cuando Mahatma Gandhi se reunió con el virrey británico en 1930, después de la Marcha de la sal, tomó un poco de sal, exenta de aranceles, de su manta y dijo, con una sonrisa, que la sal debía hacer recordar al famoso motín del té en Boston.

El Reverendo Martin Luther King Jr. también menciona el motín en su Carta desde la Cárcel de Birmingham, donde lo refiere como ejemplo de desobediencia civil en su nación.



*Como dato curioso, hoy día, puedes “participar” en el Motín del Té en la tercera entrega del Juego lanzado por Ubisoft “Assasin’s Creed III” un juego basado en hechos ocurridos previo y durante la guerra de independencia de los Estados Unidos de América (aunque obviamente el juego adecua los hechos de manera que su personaje principal sea el protagonista de tal acto)*