lunes, 14 de diciembre de 2015

14 de diciembre de 1950 - Se crea el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La práctica de conceder asilo a personas que huyen de la persecución en tierras extranjeras es uno de los primeros hitos de la civilización. Referencias a ella se han encontrado en los textos escritos hace 3.500 años, durante el florecimiento de los grandes imperios a principios del Oriente Medio tales como los hititas, babilonios, asirios y los egipcios antiguos. 

Más de tres mil años después, protección de los refugiados se hizo el mandato principal de la agencia de refugiados de la ONU, que fue creada para ocuparse de los refugiados, especialmente de los que esperaban para regresar a casa al final de la Segunda Guerra Mundial. 

Los migrantes, especialmente los migrantes económicos, deciden mudarse con el fin de mejorar las perspectivas de futuro de sí mismos y sus familias. Los refugiados tienen que moverse si quieren salvar sus vidas o su libertad. Ellos no tienen la protección de su propio Estado - de hecho, es a menudo su propio gobierno que está amenazando con perseguirlos. Si otros países no les brindan la protección necesaria, y no les ayudan una vez dentro, entonces pueden estar condenádolos a muerte o a una vida insoportable en las sombras, sin sustento y sin derechos.

Si bien las Naciones Unidas han enfrentado la "cuestión refugiados" desde el principio de su actividad, y aun antes de su institución formal, la comunidad internacional ya había asumido esta responsabilidad - estrechamente ligada al principio fundamental de defensa de los derechos humanos - mucho antes, casi a principios del siglo XX.

Puede decirse que el fenómeno de los refugiados y de los desplazados del siglo XX comenzó a principios de 1912, con las guerras balcánicas, asumiendo dimensiones más preocupantes con la revolución rusa y el fracaso de la contrarrevolución de 1917. En esa época, la asistencia a los refugiados y desplazados estaba en manos de organismos humanitarios, como la Liga de las Sociedades de la Cruz Roja.


La Convención de Refugiados de 1951 que es el mandato principal del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, en inglés UNHCR, United Nations High Commissioner for Refugees) explica que un refugiado es una persona que "debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país". 

Desde entonces, el ACNUR ha ofrecido protección y asistencia a decenas de millones de refugiados, buscando soluciones duraderas para muchos de ellos. Los patrones globales de migración se han vuelto cada vez más complejas en los tiempos modernos, con la participación no sólo de los refugiados, sino también a millones de inmigrantes económicos.

Al exilio, que es un un modo de muerte, ha correspondido siempre un asilo, que en más de un sentido es la vida. No ha sido un camino fácil y a menudo fue solo la prolongación del sufrimiento. Pero el asilo ha sobrevivido por siglos, como si a través de él la humanidad entera reencontrara la vida.

El ACNUR es el organismo de las Naciones Unidas encargado de proteger a los refugiados y desplazados por persecuciones o conflictos, y promover soluciones duraderas a su situación, mediante el reasentamiento voluntario en su país de origen o en el de acogida. Tiene su sede en Ginebra, Suiza, y más de 250 oficinas repartidas por todo el mundo. El derecho al asilo y refugio es contemplado en la Declaración Universal de Derechos Humanos:
En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.
Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas. -Artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)-
Sede del ACNUR en Ginebra
El Estatuto de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados fue adoptado en la resolución 428 (V) de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 14 de diciembre de 1950, e inició sus funciones en el mes de enero de 1951, teniendo como primer decreto el de ayudar a reasentar a más de un millón de refugiados europeos que aún estaban sin hogar como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial.

Los antecedentes históricos directos de ACNUR fueron:
  • La designación por parte de la Sociedad de Naciones de un Alto Comisionado para los Refugiados en 1922, Fridtjof Nansen
  • La Administración de Socorro y Rehabilitación de las Naciones Unidas (United Nations Relief and Rehabilitation Administration) entre 1943 y 1949, creada para ayudar a los refugiados de la Segunda Guerra Mundial (aquí el término Naciones Unidas hace referencia a los países conocidos como aliados, no a la ONU)
  • Organización Internacional de los Refugiados (International Refugee Organization), agencia especializada de las Naciones Unidas de 1946 a 1952.
La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 definió el concepto de refugiado y estableció el tratamiento que debe recibir, y el Protocolo de 1967 unificó varias resoluciones adicionales para ampliar el marco de actuación de ACNUR y los países adheridos.

Paquetes de ayuda de ACNUR en Daadab, Kenia, diciembre de 2006
Por la expansión de las actividades de ACNUR a todo el mundo, y a desplazados dentro de un país además de internacionales, el número de personas que son objeto de preocupación para el ACNUR ha aumentado considerablemente desde sus inicios, al tiempo que se ha acentuado la complejidad del problema del desplazamiento forzado. En total, hasta principios del siglo XXI, ha proporcionado asistencia a más de 111 millones de refugiados y desplazados.

A finales de 2009, la población total bajo el amparo de ACNUR era de 40 millones de personas, en países de todo el mundo. 

Se le ha concedido el Premio Nobel de la Paz en dos ocasiones, en los años 1954 y 1981, así como el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1991.

Concede anualmente el premio Nansen Refugee Award, (conocido anteriormente como la Medalla Nansen), a individuos o grupos que hayan destacado en la causa de los refugiados.

Trabajan para ACNUR unas 7000 personas a lo largo de 116 países. Desde principios de la década de 1980 ACNUR empezó a trabajar con embajadores de buena voluntad, esto es, personas de renombre nacional o internacional que emplean su fama o acceso a los medios de comunicación para buscar apoyos en favor de la causa de los refugiados. Actuales embajadores de buena voluntad del ACNUR y año de su nombramiento:
1987: Barbara Hendricks (1948-), cantante de ópera estadounidense-sueca.
2000: Adel Imam (1940-), actor egipcio.
2001: Angelina Jolie (1975-), actriz estadounidense.
2002: Giorgio Armani (1934-), modisto italiano.
2003: Julién Clerc (1947-), cantante y escritor francés.
2006: Osvaldo Laport (1956-), actor uruguayo.
2006: Georges Dalaras (1949-), músico griego.
2007: Muazzez Ersoy (1958-), cantante turca.
2008: Jesús Vázquez (1965-), presentador español de televisión.
2013: Yao Chen (1979-), actriz y bloguera china
2013: Jáled Joseini (1965-), escritor y médico afgano-estadounidense.

También en Facebook en https://www.facebook.com/elkronoscopio/posts/1926053110953832