sábado, 28 de febrero de 2015

Joseph Razinger, el "Guardian del dogma"

Es preciso remontarse a 1415, cuando el papa Gregorio XII renunció al trono de San Pedro, para encontrar un antecedente de la sorpresiva decisión de Benedicto XVI. Por más que la renuncia del pontífice esté prevista en el derecho canónico, la noticia sorprendió –por lo inesperado– a las jerarquías eclesiásticas, a la feligresía y a todo el espectro de dirigentes políticos en todo el mundo.

El 11 de febrero de 2013 el papa Benedicto anunció por sorpresa su dimisión del cargo, alegando «falta de fuerzas». El anuncio lo realizó en latín durante el consistorio de canonización de los mártires de Otranto. Según sus palabras:
He llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecuan por más tiempo al ejercicio del ministerio petrino. Con total libertad declaro que renuncio al ministerio de obispo de Roma y sucesor de Pedro.
La renuncia del papa Benedicto debe considerarse excepcional, dado que fue la primera desde la Edad Media, concretamente el año 1415 —con Gregorio XII, obligado a dimitir en el Concilio de Constanza para dar fin al Cisma de Occidente—, y la primera por voluntad propia desde 1294 (con Celestino V, que renunció para hacerse ermitaño).

La sorprendente renuncia ponía fin a un papado marcado por abrumadoras denuncias por corrupción, pedofilia e intrigas internas e inclusive la filtración de documentos reservados robados de su propio escritorio.

Esa decisión, tomada a los 85 años, oficialmente porque le faltaban "fuerzas" para encarar los desafíos del mundo moderno, no fue entendida por muchos prelados.


Después de ocho años difíciles que desgastaron al llamado "guardián del dogma", como era conocido en los palacios apostólicos Joseph Ratzinger, el pontífice teólogo se convirtió en "papa emérito".

Dicha dimisión se hizo efectiva el 28 de febrero a las 20:00 horas, hora de Italia, a partir de la cual la sede papal quedó vacante, dando comienzo al proceso de celebración de un cónclave que eligió a un nuevo papa, Francisco.

Benedicto XVI imprimió a la Iglesia un rumbo diferente del que venía transitando bajo el pontificado de Wojtyla. Con Ratzinger, la institución eclesiástica dio un giro hacia posturas de corte preconciliar. Si bien es cierto que condenó con dureza el nazismo, se mostró renuente a admitir y a castigar con rigor los escándalos de pedofilia que sacudieron a la Iglesia. Asimismo, fue quien impulsó la vuelta a la misa tridentina que había sido modificada sustancialmente por Juan XXIII, en una suerte de restauración conservadora; sin olvidar el levantamiento de la excomunión a los cuatro obispos consagrados por el arzobispo cismático Marcel Lefebvre en 1988. En esta misma línea se inscribe la condena al uso del preservativo para combatir el sida, así como la censura al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Se ha escrito mucho sobre  su ascenso al poder de mano del ala liberal de la Iglesia, su conversión al ala dura, su alianza con Wojtyla y el Opus Dei, su nefasto e inicuo rol en el encubrimiento de los casos de sacerdotes pederastas. Sólo agregaremos que de un hombre con indudable formación nazi -temido incluso por la curia conservadora- no se pueden esperar gestos liberales. 

Joseph Ratzinger
Incluso sus más fanáticos hagiógrafos no pueden negar el paso de Joseph Ratzinger por la Juventud Hitleriana, en la cual se rendía culto, no al Dios cristiano, sino al Führer Adolf Hitler. Los hagiógrafos aducen, por supuesto, que el ahora llamado Benedicto XVI fue "obligado" a enrolarse en la Juventud Hitleriana. Es cierto que desde 1936 la participación de los jóvenes alemanes era obligatoria; pero para ser admitidos, los participantes debían demostrar su "pureza racial" y llevar cursos intensivos de ideología nazi. Ello es importante, dado que las concepciones de Ratzinger sobre temas como el rol de la mujer -meramente reproductivo- o sobre las causas de la homosexualidad -una "enfermedad moral"- develan que Benedicto XVI no pasó por el correspondiente proceso de desnazificación mental. Difícilmente el joven Ratzinger hubiera podido hacerlo, dado que su padre -policía de profesión, bajo las órdenes de la Oficina de Seguridad del Reich dirigida por Heinrich Himmler- fue, sin lugar a dudas, un nazi convencido; de no haberlo sido, hubiera sido despedido sin más trámite. 

El joven Ratzinger defendió al nazismo con las armas en la mano, como integrante de una unidad de artillería antiaérea. Al parecer, no fue un buen artillero, ni derribó muchos bombarderos Aliados; luego, el joven Ratzinger fue destinado a construir fortificaciones en el frente oriental, tarea idónea para quien, años después, abrazaría la causa de la contención -esta vez, ideológica- del comunismo. Sus hagiógrafos dicen que desertó, con peligro de su vida...  en mayo de 1945. La guerra en Europa cesó entre el 8 y el 11 de mayo. 

Benedicto XVI abandonó el Vaticano en helicóptero aproximadamente a las 17:00 horas. Mientras sobrevolaba Roma, las campanas de todas las iglesias y basílicas de la ciudad tañían a la vez. Llegado a Castel Gandolfo, su nueva residencia en los dos primeros meses tras su renuncia, compareció en el balcón del Palacio Apostólico, donde dirigió sus últimas palabras como papa a la gente congregada en la plaza:
Gracias, gracias de corazón. Gracias por vuestra amistad y vuestro afecto (...). No soy más el Sumo Pontífice de la Iglesia. A partir de las 20:00 horas, seré simplemente un peregrino que continúa su peregrinaje sobre la Tierra y afronta la etapa final. (...) Gracias y buenas noches.
Seguidamente, dio la bendición y se retiró. A las 20:00 horas, la Guardia Suiza que custodiaba el portón del palacio fue relevada, a la vez que se cerraban los postigos, simbolizando de este modo el fin del pontificado.

Durante el tiempo de sede vacante y hasta el 2 de mayo de 2013, Benedicto XVI residió en Castel Gandolfo; luego, ese mismo 2 de mayo, se trasladó al Monasterio Mater Ecclesiae, que se encuentra dentro de los muros del Vaticano. Allí vive dedicado a la oración y a sus aficiones junto con su secretario privado Georg Ganswein, cuatro laicas consagradas de la comunidad «Memores Domini» (que le ayudarán con las labores domésticas) y un diácono belga. Además hay disponible una habitación para que se aloje su hermano, Georg Ratzinger, cuando éste le visite. De este modo Benedicto vive cerca de su sucesor, el papa Francisco, en el propio Vaticano, siendo esto un acontecimiento único e histórico dentro de la Iglesia Católica.


Desde su renuncia ostenta el título de papa emérito o pontífice emérito, así como obispo emérito de Roma, con el tratamiento de Su Santidad mantiendo su nombre, Benedicto XVI.

El diario italiano La Repubblica asegura  que Benedicto XVI decidió su renuncia tras haber recibido un informe ultrasecreto elaborado por tres cardenales en el que se denuncia una trama de corrupción, sexo y tráfico de influencias en el Vaticano.

Según el diario, en una nota firmada por la periodista Concita di Gregorio, el informe, encargado el año pasado por Benedicto XVI a tres cardenales, el español Julián Herranz, el eslovaco Jozef Tomko y el italiano Salvatore De Giorgi tras las filtraciones de documentos confidenciales y conocido como el escándalo Vatileaks, revela un sistema de "chantajes" internos basados en debilidades sexuales y ambiciones personales.

El texto, de 300 páginas, que se refiere a un "lobby gay" dentro del Vaticano, fue entregado en diciembre al pontífice, según la periodista que no aclara como accedió al documento.

"Fantasías, invenciones, opiniones", aseguró el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, tras advertir que no comentará el artículo y que los cardenales involucrados no aceptarán conceder entrevistas.

Bajo el título "No fornicarás, ni robarás, los mandamientos violados en el informe que sacudió al Papa", el diario sostiene que el anciano cardenal español Herranz, del Opus Dei, ilustró el 9 de octubre pasado al Papa los "asuntos más escabrosos" del informe, en particular la existencia de una "red transversal unida por la orientación sexual".

La Repubblica sostiene que durante ocho meses los cardenales interrogaron a numerosos prelados y laicos, dividiéndolos por congregación y nacionalidad y establecieron que existen varios grupos de presión dentro del Vaticano, entre ellos uno sujeto a chantaje, a "impropriam influentiam" por su homosexualidad.

Otro grupo es especializado en montar y desmontar carreras dentro de la jerarquía vaticana y otro aprovecha para usar multimillonarios recursos para sus propios intereses a la sombra de la cúpula de San Pedro a través del banco del Vaticano, según la publicación.

Para las publicaciones, el Papa se convenció que un sucesor más joven, fuerte y enérgico es el mejor indicado para hacer limpieza en la milenaria institución y por ello decidió dejar el Trono de Pedro.

El hecho de vivir en el Vaticano, a pocos metros de la residencia donde se aloja Francisco, era considerado por algunos como una posible fuente de problemas. En estos dos años Benedicto XVI ha respetado con el mismo celo la promesa de no ser intrusivo.

"Yo no soy el papa, no se dirijan a mí". Esta fue la respuesta del pontífice emérito, Joseph Ratzinger, cuando media docena de cardenales del sector más ultraconservador de la Iglesia romana visitaron a Benedicto XVI. Le pedían que alzara la voz contra las posturas "cismáticas" del papa Francisco sobre la apertura de la Iglesia a los homosexuales, los divorciados y las parejas no conyugales.

La escena, que responde a los cánones clásicos de las intrigas vaticanas, se produjo en el interior del monasterio Mater Ecclesiae, entre los muros del Vaticano, donde reside el papa emérito desde que hace un año y medio decidiera renunciar a su cargo por primera vez en la historia de la Iglesia moderna, y donde se dedica a la escritura, la oración y a recibir a contadas visitas.

Según informaba el diario italiano La Repubblica, un grupo de cardenales solicitó audiencia con el papa emérito. Algunas fuentes han apuntado a eldiario.es que, entre ellos, podrían estar el prefecto de Doctrina de la Fe, Gerhard Müller; el cardenal Raymond Burke (posiblemente, el que con más fuerza ha criticado a Bergoglio); y el otrora responsable de la Legión de Cristo, Velasio de Paolis.

Varios cardenales conservadores han intentado utilizar al papa emérito para sus críticas a la reforma de Francisco y muchos jóvenes religiosos lo consultan ya que se ha convertido en punto de referencia, desorientados por lo que consideran la confusión doctrinal del papa argentino.

viernes, 27 de febrero de 2015

27 de febrero de 1933 - Se incendia el edificio del Reichstag, el parlamento alemán

La noche del 27 de febrero de 1933, en plena campaña electoral,  el edificio del Reichstag, el parlamento alemán, ardió en llamas proporcionando a los nazis la excusa perfecta para culpar a los comunistas y obligar al día siguiente al presidente Hindenburg a suspender las garantías constitucionales con el “Decreto del incendio del Reichstag”. 

El Reichstag
La policía alemana detuvo en el interior del Parlamento alemán a un joven izquierdista holandés, Marinus van der Lubbe, que sería guillotinado un año después tras un juicio en el que los líderes comunistas acusados culparon abiertamente a los nazis de haber causado el incendio para disolver el Parlamento y poner en marcha su sistema totalitario.

Hay que tener en cuenta que en ese momento los comunistas disponían de un cierto poder en el parlamento con 100 diputados y el respaldo del 16,9% de los votos de las elecciones de noviembre de 1932, siendo la tercera fuerza del parlamento por detrás de los socialdemócratas, con 121 escaños en el Reichstag y con el 20,4% de los votos, y del partido nazi que contaba con 196 escaños y el 33% de los votos.

El incendio supuso el inicio de la institucionalización de las ideas nacionalsocialistas. Hitler anuló importantes derechos fundamentales como la libertad de opinión, de prensa, de asociación y reunión, se suspendió el secreto epistolar y telegráfico, así como la garantía de la inviolabilidad del domicilio y se autorizó a la policía a prohibir reuniones. Se endurecieron delitos como la alta traición a la nación, que se podían castigar ahora hasta con pena de muerte. Todo ello fue instaurado con el “Decreto para la Protección del Pueblo y del Estado”, también conocido como el “Decreto del incendio del Reichstag”.

El Reichstag, luego del incendio
Historiadores alemanes corroboraron años después la teoría de la autoría nazi. Diez miembros de un comando de la SA habrían participado en el incendio del Reichstag. Todos ellos fueron asesinados en 1934 por las SS en la “Noche de los Cuchillos Largos”. En 2008 el Tribunal Federal de Justicia de Alemania anuló el veredicto a Van der Lubbe al considerar que las conclusiones para condenarlo a muerte habían sido “injustas”.

De todas maneras, al día de hoy se sigue debatiendo la verdadera autoría de este incendio. 

Durante los interrogatorios a los que fue sometido en los Juicios de Núremberg, Hermann Göring negaría fuertemente cualquier responsabilidad sobre el incendio. Le dijo lo siguiente al general William J. Donovan, jefe de la Oficina de Servicios Estratégicos de los Estados Unidos:
"Al menos debería estar convencido de que con la muerte mirándome a la cara, no tengo necesidad de recurrir a mentiras. Le doy mi palabra de que no tuve nada que ver con el incendio del Reichstag."
Schwerin von Krosigk, cuando también era prisionero de los americanos en Mondorf, le preguntó a Göring con una sonrisa: "Dime la verdad. ¿Le prendiste fuego al Reichstag?". Este simplemente se encogió de hombros y replicó, 
"Querido amigo, incluso ahora estaría orgulloso de haberlo hecho. Pero no lo hice.".
Lo mismo le dijo, más o menos, a Papen durante su cautiverio juntos. El embajador inglés Sir Horace Rumbold, que también había ido a ver el incendio, escribió lo siguiente en su informe para Londres del 1 de marzo.
Hay la sensación entre muchas personas sensatas de que puede que este acto de vandalismo estuviera inspirado por elementos nazis, pero no por líderes del partido.



27 de febrero de 1989 - en Caracas (Venezuela) se inician una serie de manifestaciones y saqueos conocidos como el "Caracazo"

Los días 27 y 28 de febrero de 1989 ocurrió el estallido social masivo y sorpresivo de violencia conocido como “el Caracazo”, que estremeció la sociedad venezolana e impactó a la opinión pública internacional, debido a la popularidad que representaba Pérez, tras haber anunciado el programa llamado “Paquete Económico” que demandaba la disminución de la inversión social, la privatización de las empresas públicas, el alto costo y la escasez de alimentos, entre otras medidas, con la finalidad de generar cambios en la economía nacional.

Carlos Andrés Pérez
El estallido se produjo tras la puesta en marcha de las medidas económicas anunciadas, las cuales, recomendadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), produjeron una elevación abrupta en los precios del transporte y los alimentos, con la excepción de 18 renglones de la cesta básica.

La fórmula económica anunciada por el presidente Carlos Andrés Pérez (1989-1993) fue calificada por el pueblo como “paquetazo económico”, por estar subordinada a los intereses del Fondo Monetario Internacional.

Este “paquetazo” sometería al país a liberación de precios y tasas de interés, aumentos del precio de la gasolina e incremento en el costo de los servicios públicos; así como eliminación de subsidios y control de cambio.

Para ese año, la economía sufrió una contracción de 8,1%por ciento y la tasa de inflación alcanzó 84,5 por ciento, mientras el índice de pobreza alcanzó al 62 por ciento de la población, estando 30 por ciento de ellos en pobreza absoluta.

Las medidas de austeridad llevaron al pueblo a emprender una revuelta popular que derivó en saqueos, protestas callejeras y una brutal represión por parte del Estado, que sacó a las calles a los militares con tanques de guerra.

Los actos de violencia del 27 de febrero se originaron en la ciudad de Guarenas, estado Miranda, en horas de la mañana, y se extendió a otras zonas del área metropolitana de Caracas y las principales ciudades del interior del país.

El estallido social ocurrido en Venezuela el 27 de febrero de 1989, fue una respuesta popular  de carácter espontánea, por parte del colectivo, por el alza de los precios del pasaje urbano. Por otra parte, la situación se desató cuando ocurrió el acaparamiento y la especulación con los productos de primera necesidad, lo que causó desabastecimiento e inflación.  

Es por ello que luego de la inicial reacción en contra de los transportistas y sus unidades, la acción se amplió hacia los locales comerciales de expendio de bienes de consumo, en cuyos depósitos fueron encontrados muchos de los productos que se encontraban en escasez.

Ante los acontecimientos ocurridos, las fuerzas policiales regulares se vieron superadas por el fenómeno de violencia social de tal magnitud, en la cual Pérez ordenó a la Guardia Nacional y al Ejército reprimir los disturbios. El 28 de febrero, en virtud del desbordamiento de la situación, decretó estado de emergencia, previsto en el artículo  240  de la Constitución de 1961, con lo que quedaron suspendidas un grupo de garantías constitucionales durante los diez días siguientes.

La Fuerza Armada asumió el control del orden público y se estableció un toque de queda a lo largo del territorio nacional.

Protestas y saqueos 

Las protestas se iniciaron en Guarenas, desataron saqueos y violencia en zonas populares de Caracas, como: Catia, El Valle y Coche, que tomaron el control de las calles, los medios de comunicación transmitían en vivo los hechos; al principio en los sectores populares en que habían protestas pacíficas.


En horas de la tarde, había problemas en casi todos los barrios y urbanizaciones de Caracas, los comercios habían cerrado y el transporte público no prestaba servicio.

En los días siguientes, los medios de comunicación mostraron imágenes que permitieron ver la magnitud de los saqueos.

Desbordado por los saqueos, el Gobierno declaró el toque de queda, militarizó las principales ciudades. En la capital venezolana se activó el Plan Ávila, el cual concedía al Ejército la custodia de la ciudad, habilitándolos para el uso de armas de guerra al momento de contener las manifestaciones.


Pasados los 10 días, el presidente Pérez solicitó la autorización del Congreso para mantener el estado de emergencia, la cual fue concedida, aun cuando se restituyeron algunas garantías y se suprimió el toque de queda.

Consecuencias 

Las consecuencias del llamado Caracazo, fue la inestabilidad política, se produjeron enormes pérdidas económicas y materiales para los dueños de los locales y el transporte urbano.

El balance de pérdidas humanas dejado por los hechos del 27 y 28 de febrero de 1989 fue, según cifras oficiales, de 300 muertos y más de un millar de heridos. Sin embargo, de acuerdo con algunos reportes extraoficiales, el número de muertos llegó al millar.


El programa del gobierno fue modificado y el 7 de marzo decretan la liberación de los precios, en la cual causa la aceleración en el proceso de descentralización, con la primera elección directa de gobernadores y alcaldes celebrada en diciembre de 1989.

En 1992 se producen dos intentos de golpe de estado, uno en febrero y otro en noviembre, debido a la desaprobación de la gestión del presidente Pérez, la ruptura del partido Acción Democrática, la falta de nuevos liderazgos, que tuvo como consecuencia el rechazo del paquete de medidas aplicadas. En 1993 Carlos Andrés Pérez es acusado de corrupción y apartado del cargo, asumiendo la presidencia Ramón J. Velásquez, elegido por el Congreso Nacional, quien es sucedido por Rafael Caldera tras la convocatoria electoral de 1994.

Hugo Chávez es declarado culpable de dirigir la rebelión militar de 1992, encarcelado y luego sobreseído por el presidente Rafael Caldera, tras lo cual gana las elecciones presidenciales celebradas en 1998.

jueves, 26 de febrero de 2015

26 de Febrero de 1936 - En Alemania se inaugura la fábrica Volkswagen

Cuando Adolf Hitler asumió el poder, uno de sus sueños era que cada familia alemana tuviera su propio automóvil y este debía ser eficaz, de gran confiabilidad y excesivamente económico. Un auto al que el mismo Hitler denominó "auto del pueblo" (Volkswagen en alemán). Sólo había un automóvil por cada cincuenta alemanes, en comparación con uno de cada cinco en Estados Unidos. La mayoría de los trabajadores utilizaban una bicicleta o el transporte público

Nadie puede negar que los inicios de Volkswagen están íntimamente ligados al nazismo, y más precisamente, con el demagógico capricho de Adolf Hitler para que cada alemán tuviese un automóvil.

A partir de esa obsesión, Volkswagen comenzó a tomar forma y crecer hasta transformarse en productor líder de Europa.

Adolf Hitler, el futuro líder de Alemania, esbozó el dibujo que se ve debajo en el verano de 1932, mientras disfrutaba de un almuerzo caliente en un restaurante de Múnich. El ex artista, contemplando formas de convertir Alemania en un país moderno, se inspiró en su admiración por fabricante de automóviles estadounidense (y antisemita) Henry Ford para formular un plan ingenioso: Para reducir el desempleo, un programa masivo de obras públicas haría construir la primera super-carretera del mundo, la Autobahn, proporcionando al Reich con una infraestructura moderna. Para estimular la industria alemana, fue necesario desarrollar un coche que la clase media alemana en realidad podría darse el lujo de poseer. Hitler acabaría por dar su dibujo a la cabeza de Daimler-Benz, Jakob Werlin, diciéndole:.. "Llévelo con usted y hable con personas que entienden más sobre él que yo, pero no olvide que yo quiero saber los detalles técnicos".


Con estas premisas, un día 1933 Jakob Werlin, Jefe de los Servicios de Seguridad Política de Hitler, se presentó en la casa de Ferdinand Porsche a solicitarle que lo acompañara a Berlín para una entrevista con el Führer. El pedido de Hitler era por supuesto un imposible, por cuanto el vehículo debía alcanzar los 100 km/h, su consumo no podía superar los 7 litros cada 100 km, debía tener cinco plazas y su costo inferior a los 1.000 marcos.

Pero Hitler no admitía negativas ni complicaciones, por lo que Porsche volvió a su estudio y se dedicó a encontrar una solución lógica a semejante exigencia.

Tomó como base las experiencias recogidas durante 1932 en la Zundapp, cuando su propietario, Fritz Neumeyer aceptó financiar las experiencias de Porsche sobre un auto económico. El 17 de enero de 1934, Porsche envió a las autoridades alemanas un informe en el que el precio mínimo que podía alcanzarse era de 1.500 marcos, pero la opinión del canciller era inquebrantable. Mientras tanto Wilhelm Von Opel ofreció fabricar su modelo P-4 con protección del estado para ser vendido en 1.800 marcos, pero Hitler ni siquiera tuvo en cuenta semejante propuesta, no solamente por lo elevado del precio sino porque no consideraba a la Opel una empresa totalmente alemana, a causa de su control por parte de la General Motors, de Estados Unidos.

Erwin Komenda, el jefe de diseño de AUTO UNION, estaba trabajando en el desarrollo de un cuerpo de coche con la ayuda de un túnel de viento, el primer esfuerzo de este tipo. Volvió sus energías al proyecto KDF y desarrolló el primer prototipo del cuerpo, lo que finalmente se convertiría en el órgano más integrado coche del siglo pasado. Un pequeño equipo de ingenieros comenzaría el desarrollo inicial en 1934.

15 de febrero 1936: Hitler utiliza una exposición de la industria alemana para hacer propaganda.
"…O bien el automóvil es un artículo de lujo caro para algunas personas, y por lo tanto en el largo plazo no es muy importante para la economía en su conjunto, o está destinado a tener el enorme impacto en la economía que por su propia naturaleza, puede tener. Luego, sin embargo, debe ser transformado de un artículo de lujo para unos pocos a algo que todo el mundo utiliza. Y me temo que aún hoy en día la industria del automóvil alemana no se ha dado cuenta de que el desarrollo global de la producción de automóviles alemanes no puede realmente tener éxito, a menos que los precios se ajusten a la renta nivel de los compradores que se dirige. La cuestión de la cantidad de automóviles que Alemania puede absorber es muy fácil de responder.
a) El deseo de poseer un coche es al menos tan fuerte en nuestro pueblo como en cualquier otro. De hecho, me inclino a decir que el deseo de un coche es particularmente fuerte porque es algo que a nuestro Pueblo se le niega. La prueba más evidente de esto, señores, está en el número enorme y sin precedentes de personas que asisten a esta exposición. Prueba más concluyente de lo equivocado esas personas estaban, es que hace tan sólo unos años pensaban que estas exposiciones no eran importantes y poco interesantes y por lo tanto bastante innecesarias.  El pueblo alemán tienen precisamente el mismo deseo de utilizar un coche como, por ejemplo, el pueblo estadounidense. Es superficial pensar que la cifra de 23 o 24 millones de automóviles es natural y comprensible para los Estados Unidos, y 500 000 o 600 000 para Alemania, cuando en términos de números del Pueblo Alemán son iguales a más de la mitad de la población de los Estados Unidos de América. No, existe el requisito previo en términos de población en Alemania, también. 
b) El requisito previo para el cumplimiento de este deseo no puede, sin embargo, ser diferente a la del resto del mundo. El precio del coche individual debe coincidir con el ingreso del comprador potencial. Esto significa que habrá gente que está en la posición que parte con 20.000 marcos alemanes o más para un coche, debido a que su ingreso es lo suficientemente grande, pero su número no será muy grande. La reducción del precio de 10,000 marcos ya crea un mucho mayor número de compradores potenciales. Y la reducción del precio de 5.000 marcos volverá a movilizar a un grupo más grande de los asalariados adecuados. En otras palabras: si espero para aumentar el número de coches en Alemania a tres o cuatro millones, los costes de mantenimiento de estos coches y su precio deben ser compatibles con los ingresos de los tres o cuatro millones de compradores potenciales.
Sugiero que con esto en mente la industria del transporte alemán realice un estudio de los ingresos de los cuatro o cinco millones de alemanes más acomodadas. Podrán entonces entender por qué estaba completamente decidido a iniciar los trabajos preparatorios de la producción de la alemana Volkswagen, y por qué quiero ver esta obra terminada, y, señores, completada con éxito!
No tengo ninguna duda de que el genio del hombre [Ferdinand Porsche] que se le ha confiado el diseño y construcción de este vehículo, junto con los que más tarde va a producir que, junto con el  buen sentido económico de todos los que van a participar, tendrá éxito en mantener el precio de compra, así como los costos de operación y mantenimiento de este vehículo en línea con los ingresos de la gran masa de nuestro pueblo, como en América, donde hemos visto un ejemplo brillante de cómo este problema puede ser resuelto . Es un lamentable error pensar que un desarrollo de este tipo convencerá a los compradores de los coches mejores y más caros a bajar sus expectativas para la compra de un Volkswagen. No, señores, este coche dará lugar a la movilización de millones de nuevos compradores, de entre quienes vendrán aquellos que, en consonancia con la progresiva mejora en nuestro nivel de vida, más fácilmente podrá adquirir un mejor y más bonito coche.
El Ford no reemplazó a los mejores y más caros los coches americanos; por el contrario, fue el coche que primero atrajo y movilizó a las enormes masas de compradores americanos que más tarde, también han comprado las marcas más caras. Si nos encontramos con dos o tres millones de compradores para el nuevo Volkswagen alemán,  naturalmente habrá algunos que en el curso de sus vidas se comprarán un coche más caro y por lo tanto mejor. Una gran proporción, sin embargo, nunca estará en condiciones de comprar un coche más caro. No porque no estén dispuestos a hacer al fabricante de este o ese coche un favor, sino porque están impedidos de hacerlo por sus limitados ingresos.
Privar a estos millones de potenciales compradores del placer de poseer un vehículo moderno de este tipo, simplemente con el fin de evitar el riesgo de que algunos de los 200.000 o 300.000 que están en mejor situación pudiera comprar el coche más barato, no sólo sería inadecuado en términos humanos, sino que no tiene sentido económico. Esto significaría detener artificialmente el más poderoso desarrollo económico de nuestro pueblo y nuestro país por razones que son tan egoístas como miopes. Sé que estoy afrontando la industria alemana con un gran reto, pero también soy consciente de que un alemán no es menos capaz que cualquier otra persona en el mundo. Y los problemas que han sido resueltos en una parte del mundo, también deben ser capaces de una solución en Alemania ... "

06 de mayo 1937: La "Sociedad para la Preparación de la Volkswagen Alemana" se funda. Hitler había decretado que un coche debía ser construido por solo 900 marcos – U$S 396 dólares al tipo de cambio oficial. Como desde la industria privada era imposible ofrecer  un automóvil por ese valor, Hitler ordenó al Estado construirlo y para ello colocó el Frente de Trabajo a cargo del proyecto al Dr. Ley (que se suicidará justo antes de ir a juicio en Nuremberg), Porsche, Jakob Werlin y el Reichsamtsleiter Dr. Lafferentz (Kraft durch Freude), dirigiría la nueva organización.  El Frente Alemán de Trabajo de Ley avanzó cincuenta millones de marcos en capital.

Logo Organización KdF


Logo Original VW

Kraft durch Freude (KdF, literalmente "Fuerza a través de la alegría") fue una organización política nazi que existió entre 1933 y 1945 dedicada a la tarea de estructurar, vigilar y uniformar el tiempo libre de la población alemana en tiempos del III Reich, parte de la Deutsche Arbeitsfront ("Frente Alemán del Trabajo"), sindicato unificado dependiente del estado nacionalsocialista. 



La KdF, concebida como medio propagandístico para exaltar las virtudes del Nazismo, con la autoridad estatal de viajes, excursiones y vacaciones que organizaba viajes terrestres y marítimos, era al mismo tiempo la agencia de viajes más importante durante el Tercer Reich y pronto se convirtió en la más grande del mundo en los años 30-
Ferdinand Porsche trabajó en el garaje de su casa procurando concluir con el primer prototipo, pero la tarea se vio demorada por la elección del motor. En primer lugar se optó por un dos cilindros y dos tiempos que no resultó aceptable por lo que se amplió el diseño a tres cilindros, también dos tiempos, pero que fue imposible poner a punto.

Insistiendo con la teoría de los dos tiempos diseñó uno de cuatro cilindros con dos cámaras de combustión, pero esos motores erogaban una muy baja potencia. Entre tanto la NSU recibió la orden de colaborar con Porsche produciendo el primer prototipo del Volkswagen denominado Proyecto 32, pero igualmente resultaba imposible llegar al precio que se le había antojado a Hitler.

Hitler y Porsche

Ferdinand Porsche, el hombre detrás de Volkswagen y Porsche. Se cree que hasta cuatro de cada cinco trabajadores en las plantas de Volkswagen eran trabajadores esclavos durante la Segunda Guerra Mundial. Ferdinand Porsche, incluso tenía una conexión directa con Heinrich Himmler, uno de los líderes de las SS, para solicitar directamente a los esclavos de Auschwitz.

A principios de 1935, con la certeza de no poder cumplir con el plazo fijado, la Asociación de la Industria Automovilística extendió en dos meses el contrato con Porsche y en el Salón del Automóvil se anunció la realización de las pruebas con los primeros ejemplares del Volkswagen para mediados de ese año. 

En febrero de 1936, se constituyeron los dos primeros Volkswagen, un cabriolet y un sedán, equipados aún en la fase previa con motores de dos tiempos y dos cilindros con pistón doble, y en marzo fueron presentados ante una comisión de industriales fijándose nuevo plazo para la presentación de un chasis apto para la producción en serie.

Entre octubre y diciembre de ese año, tres prototipos denominados VW3 bajo la supervisión de la Asociación de la Industria Automotriz y la Escuela Técnica de Stuttgart, realizaron un exhaustivo recorrido de pruebas sobre 50.000 kilómetros que resulto exitoso. Esta versión ya estaba equipada con motor de cuatro tiempos. Ubicado en la parte posterior, era un cuatro cilindros con refrigeración por aire de 985 cm3. Válvulas a la cabeza accionadas por varillas y balancines, caja de cuatro velocidades y suspensiones independientes en las cuatro ruedas. La potencia de motor era de 23.5 CV a 3.000 rpm.

A principios de 1937, la impaciencia de Hitler lo llevó a disponer que toda la industria alemana debía contribuir obligatoriamente en el plan de fabricación del Volkswagen, comenzando por su predilecta, la Daimler Benz, a la que se le encargó la fabricación de 30 prototipos denominados VW30. Estos vehículos fueron sometidos a las pruebas más exigentes de la historia y con ellos se recorrieron 2.400.000 kilómetros en todo tipo de caminos. 

El 28 de mayo de ese año se constituyó la "Gesellschaft zur Vorbereitung des Deutschen Volkswagens GmbH" (Sociedad para el desarrollo del Volkswagen alemán) que debía ocuparse de la construcción de los automóviles, la fábrica y una villa adyacente para los operarios.

El 17 de febrero de 1938 el modelo definitivo del Volkswagen fue presentado oficialmente con la presencia de Hitler y el 26 de mayo fue colocada la piedra fundamental de la fábrica de Wolfsburg. Ese modelo definitivo perteneciente a la serie VW38 se denominó KdF sigla de la organización nazi Kraft durch Freude (La fuerza a través de la alegría).


El 6 de octubre el nombre de la sociedad fue cambiado por Volkswagenwerk GmbH, pero igualmente los autos seguían sin fabricarse a pesar del entusiasmo de la gente que se inscribía en el plan de ahorro de la organización KdF y la constante propaganda oficial con recorridos de presentación por todo el país.

Su precio era de 990 Reichmarks para satisfacer los deseos del dictador y a pesar de los continuos aportes de capital por parte del gobierno, la planta no terminaba de construirse, considerando que en una primera etapa se preveía fabricar 500.000 vehículos al año para aumentar posteriormente esa cantidad a 1.000.000.

A mediados de 1939 la fábrica de Wolfsburg recibió las primeras máquinas al tiempo que se inauguraba una planta en Brunswik destinada a la capacitación del personal y escuela de ingenieros, pero Hitler ya había ordenado la invasión a Polonia y la Segunda Guerra Mundial había comenzado por lo que los planes del "Auto del pueblo" fueron abandonados.

La fábrica fue aislada rápidamente para la producción de armamentos, y el Volkswagen fue adaptado como vehículo militar. Su cilindrada se aumentó a 1.131 cm3 y su potencia se incrementó a 25 CV puesto que el motor original no se adaptaba a un vehículo todo terreno. Se montó en una unidad con forma de "jeep", denominado Kübelwagen, del que se fabricaron aproximadamente 52.000 ejemplares. Por supuesto que del KdF nadie se acordaba y menos Hitler, que estaba demasiado ocupado con sus insaciables apetencias. También se construyó un interesante aparato denominado VW Tipo 166, que fue uno de los desarrollos más importantes en esos años. Se trataba de un pequeño vehículo anfibio del que se produjeron 14.276 unidades.
el "Kübelwagen"
En 1944 la fábrica fue bombardeada por los aliados pero los daños fueron más aparentes que reales por cuanto la producción de vehículos militares no se detuvo en ningún momento. En realidad todas las maquinas herramientas funcionaban perfectamente y la mayoría de ellas habían sido trasladadas a sótanos seguros.

La idea detrás del Volkswagen era estimular la economía alemana en la era moderna, poniendo como muchos alemanes como sea posible detrás de las ruedas de los automóviles en la nueva autopista, algo que los EE.UU. no consiguió hasta la década de 1950. El Volkswagen, originalmente conocido como el coche KDF, fue diseñado para ser accesible a la media de los consumidores, y así fue el financiamiento. 

Sobre la base de un plan de deducción de nómina, para los suscriptores se emitieron sellos que utilizaban para llenar un libro; cinco marcos de una semana, o si un trabajador pensó que podía permitírselo, diez o quince marcos a la semana. Tan pronto como se recogieron 200 sellos, podrían ser canjeados por un coche... en teoría. La producción debía empezar en septiembre de 1938, pero sólo 54 coches realmente salieron de la línea de montaje antes de la guerra. Hitler exigió a las fábricas convertir la producción a las necesidades del tiempo de guerra.  Sólo Hitler (como un regalo para su cumpleaños número 49), el emperador Hirohito de Japón, y algunos peces gordos nazis recibieron en realidad uno de esos 54 coches.

Sello de 5 reichmarks
Cuando empezó la guerra, la planta se ha adaptado rápidamente a la producción militar, la construcción de 51.000 “Kübelwagen " para el ejército, así como 15.000 vehículos anfibios, piezas de tanques, los casos de bombas y minas. Desde 1943 en adelante, Volkswagen también produjo la V-1 Bomba de vuelo - el avión sin piloto que causó estragos en Londres hacia el final de la guerra. El Volkswagen 'Popular' solo entró en producción en masa después de la guerra cuando 20 millones de automóviles fueron finalmente construidos.

Cuando en 1945 los ingleses se hicieron cargo de la región de la Baja Sajonia que incluía a Wolfsburg tomaron posesión de la fábrica a la que le cambiaron la denominación. A partir de ese momento se llamó Wolfsburg Motor Works. El 17 de septiembre, el gobierno británico dio orden de construir 20.000 unidades, pero hasta fin de año solo pudieron terminarse en forma manual 1.785, la mayoría de los cuales eran del modelo Kübelwagen adaptados al uso civil pero destinados a las fuerzas de ocupación.

La venta a particulares estaba todavía prohibida. Durante 1946 la producción del "Escarabajo" equipado ya con el motor 1.131 cm3 llegó a las 10.020 unidades pero en 1947 esa cifra descendió a solamente 8.987 ejemplares de los cuales 56 fueron exportados a Holanda marcando el inicio de las ventas de Volkswagen al exterior

Henry Ford
Corría 1948 y Alemania estaba en plena reconstrucción. En Wolfsburg, la fábrica producía como podía el Volkswagen y los británicos que tenían a su cargo la planta se la ofrecieron a Henry Ford. Este, acompañado por su asesor Ernest Breech. Había que efectuar grandes inversiones. Breech le dijo a Ford "¡Este auto no sirve, no ofrece ningún interés comercial y no va a caminar nunca!"... Ford no compró la fabrica. Si la anécdota es cierta ¿que habrá sido de su "visionario" asesor?.
Con la llegada del ingeniero Heinrich Nordöff a la gerencia general, hecho que se produce el 1 de enero de 1948, comienza una nueva etapa para la fábrica Volkswagen. Nordöff organiza el servicio de ventas y repuestos en Alemania y en el extranjero, lo que sumado a un novedoso sistema de aseguramiento, da inicio a la exportación a Dinamarca, Luxemburgo, Suecia, Bélgica y Suiza donde se instalan redes de venta y servicios. En total son exportados en ese año 4.464 autos de los 19.244 producidos, y en mayo sale de la línea de montaje el Volkswagen número 20.000. Mientras tanto los antiguos ahorristas de KdF exigen que se les entreguen los autos pedidos a través de aquella organización.

Para completar la consolidación de la Volkswagen, en septiembre de 1949 el Gobierno Militar de los Aliados renuncia al control de los bienes incautados al nacionalsocialismo (entre ellos la fábrica Volkswagen) y la Volkswagenwerk GmbH es traspasada al gobierno federal quien a su vez la transfiere al Estado de la Baja Sajonia.

Meses antes, el importador holandés había remitido dos "Escarabajos" a los Estados Unidos comenzado de esa manera la penetración en ese mercado del automóvil que luego sería conocido como "Bettle".
VW modelo export 1949
El 30 de enero de 1950 murió Ferdinand Porsche después de haber visto realizado su sueño de ver fabricar su coche en serie

Los primeros vehículos comerciales fueron fabricados a partir de 1950 a un ritmo de 10 unidades diarias y el 4 de marzo se celebró la fabricación del VW número 100.000. La producción anual de 1951 asciende a 105.712 unidades de las cuales 12.003 son comerciales y la exportación llegaba a veintinueve países. Técnicamente, los frenos mecánicos fueron reemplazados por un circuito hidráulico en reemplazo de los de fricción. Sin embargo algunos acontecimientos políticos pusieron en serio peligro el aspecto financiero de la fábrica y debido a la falta de material fue necesario suspender la producción varias veces durante el año e implantar una jornada de trabajo reducida. No obstante, el 5 de octubre salió de la línea de montaje el Volkswagen número 250.000 que fue sorteado entre el personal.

Durante 1952, la producción aumentó un 27.7% y se fundó la Volkswagen Canadá Ltd., con sede en Toronto mientras que en el aspecto técnico, se adoptó una nueva caja de velocidades con cambios sincronizados.

El 23 de marzo de 1953 se fundó en Sao Bernardo do Campo, en las afueras de Sao Paulo, la Volkswagen do Brasil S.A.. Mientras tanto en Alemania el 3 de julio salió de la fábrica el VW número 500.000 siendo el cambio estético más importante la luneta posterior ovalada en una sola pieza. La producción de ese año fue de 179.740 vehículos de los cuales 68.754 se exportaron.

En 1961 apareció un nuevo modelo, el Tipo 3 más conocido como Volkswagen 1500 (aunque también habían modelos con motor 1600) que se ofrecía en diversas versiones: sedán de dos puertas, furgon e incluso uno cabrio que no se llegó a comercializar por la poca rigidez de la carroceria y se desestimó su fabricación por cuestiones de seguridad.
VW 1500 de 1961 cabrio nunca fabricado en serie
En 1978 se dejó de fabricar el modelo sedan en Alemania, en enero salió de Emden el Escarabajo 16.255.500, el último "Made in Germany" sumaba el 19.300.000 en todo el mundo, pero el cabrio se continuó haciendo en la planta de Karmman hasta 1980.

Esto no fue el final ya que después de esta fecha se continuaron montando Escarabajos en las plantas de Brasil, de donde salió el Escarabajo 20.000.000 el 15 de mayo de 1981, y de México donde aún se continuó fabricando hasta el 30 de julio de 2003, día en el que salió de la factoría VW de Puebla el escarabajo 21.529.464, el último después de fabricarse durante casi 70 años

El último Escarabajo salió de Puebla (México) el 30 de julio de 2003
Y para terminar.....

Con un precio de más de 110.000 euros, este Volkswagen XL Sport está lejos de la filosofía que dio origen a la marca...


miércoles, 25 de febrero de 2015

Lautaro: Un nombre que se convirtió en símbolo de la lucha emancipadora de América

Lautaro
Lautaro(1) fue un líder militar de la “gente de la tierra”, los mapuches,  que fue protagonista de la Guerra de Arauco en el actual Chile donde se enfrentaron a los invasores españoles en su afán de proteger su autonomía y soberanía. Lautaro derrotó y exterminó a las fuerzas españolas del Gobernador Pedro de Valdivia asentadas en territorio mapuche y hubiera sido capaz de expulsarlos de la zona mapuche completamente, pero murió durante una batalla y de ese modo se extinguió su genio militar. Algunas de sus tácticas del “toqui”(2) Lautaro son actualmente estudiadas en las academias de guerra de diversas partes del mundo.

El inspirador del nombre de la Logia que impulsaría la independencia de esta parte de América, nació en 1534. Era el hijo de un "Lonco" mapuche (jefe de tribu). Cuando el conquistador Pedro de Valdivia invadió Chile, lo capturó en 1546 junto a su familia, lo bautizó con el nombre de Alonso y se convirtió en un yanacona o sirviente personal de Don Pedro de Valdivia, conquistador español de Chile. El mapuche Lautaro aprendió las técnicas y las habilidades militares del ejército de los españoles mediante la observación a Pedro de Valdivia y a sus compañeros.  Después de tres años de padecimientos y humillaciones, Lautaro logró huir y que se lo reconociera como toqui y organizó militarmente a sus paisanos en un ejército rebelde de más de 8.000 hombres.

Lautaro escapó de su cautiverio del que había sido objeto por los españoles y se reunió con los mapuches como un adulto joven. Con los conocimientos que había adquirido, introdujo el uso de caballos por parte de los mapuche, y diseño tácticas de guerra para el combate contra los españoles. Atrajo a un gran número de pueblos guerreros mapuches y formaron un ejército nativo que podría luchar con éxito contra los conquistadores españoles. En el año 1553 los mapuches celebraron un asamblea o parlamento en que, dadas las crecientes fuerzas españolas y su decisión de permanecer en el territorio, se decidió que la guerra era necesaria para expulsarlos. El toqui Lautaro fue elegido líder supremo mapuche porque había servido como asistente de la caballería española, y conocía varias tácticas que permitan la infantería Mapuche derrotar a los conquistadores con su caballería. Se le considera a Lautaro un icono de la Guerra de Arauco y el primero en convocar la primera Asamblea General mapuche de Chile.


Campañas militares desplegadas por Lautaro

Batalla de Tucapel


Es una batalla que pertenece a la Guerra de Arauco, el 25 de diciembre del año 1553, entre los mapuches y las huestes españolas lideradas por Pedro de Valdivia en las lomas de Tucapel.

El líder mapuche Lautaro con más de 6.000 guerreros bajo su mando atacó el fuerte español Tucapel. La guarnición española no pudo resistir el asalto y se retiró a Purén. Lautaro se apoderó de la fortaleza, y pensó que los españoles de seguro intentarían retomarla. Esto fue exactamente lo que Pedro de Valdivia trato de hacer con una fuerza militar reducida, pero fue rodeado de forma rápida y masacrado por los mapuches. En Batalla de Tucapel Pedro de Valdivia sería capturado y luego ejecutado dándole de comer polvo de aquel oro que tanto le gustaba.

Después de la derrota de Tucapel, los españoles rápidamente reorganizado sus fuerzas, reforzaron sus fortalezas imperial para su defensa y abandonaron sus guarniciones que se encontraban en los confines de Chile para reforzar la Concepción. Sin embargo, la tradición araucana de largas celebraciones por las victorias, impidió que Lautaro explotara la debilidad de la posición española como él deseaba. No fue hasta febrero del año 1554 que logró reunir un ejército de 8.000 hombres, justo a tiempo para enfrentar una expedición punitiva al mando del conquistador español Francisco de Villagra.


Batalla de Marihueñu: en la sierra de Marihueñu, actualmente Cerro de Villagrán)

Lautaro escogió las colinas de Marihueño para luchar contra los españoles, y, posteriormente, organizó sus fuerzas en cuatro divisiones: dos tenían la misión de contener y desgastar al enemigo, otro se mantendría en reserva para lanzar un nuevo ataque contra los españoles para aniquilarlos, y el último grupo se encargaría de cortarles la retirada. Además, un pequeño grupo fue enviado a destruir el puente de caña que los españoles habían construido a través del Río Bío-Bío, lo cual perjudicaría alguna tentativa de retirada de Francisco de Villagra.

El ataque español rompió la primera línea mapuche, pero la acción rápida del tercer grupo mantuvo la posición araucana. Más tarde, las alas de esta división comenzaron a atacar los flancos españoles y la cuarta división ataco por la espalda. Después de horas de batalla, sólo un pequeño grupo de españoles fueron capaces de retirarse con vida.

Pese a esta nueva victoria, el caudillo mapuche Lautaro fue una vez más incapaz de aprovechar las oportunidades debido a las celebraciones y creencias de su pueblo "Admapu". En el momento en que llegó a Concepción la encontró abandonada por sus habitantes españoles que huyeron al sur, Santiago, Lautaro no pudo continuar la ofensiva con sus fuerzas restantes, y la campaña llegó a su fin como sus guerreros desmovilizados.

En Santiago, Villagra reorganizó sus fuerzas, y ese mismo año de 1554, partió de nuevo para Arauco para reforzar las plazas y fuertes imperiales de España, sin ninguna interferencia de los mapuches, ya que se había producido la primera epidemia de viruela traída por los españoles.

En 1555, la Real Audiencia en Lima, ordenó reconstruir la ciudad de Concepción. Lautaro atacó Concepción con 4.000 guerreros cuando se enteró de que estaba siendo reconstruido, puso a la ciudad bajo asedio, sólo 38 españoles lograron escapar por mar de la segunda destrucción de la ciudad de Concepción.


Batalla de Peteroa 

Después de esta acción, Segunda destrucción de Concepción, Lautaro planeó un asalto a la ciudad de Santiago, pero obtuvo escaso apoyo de sus tropas, que pronto se redujeron. En octubre del año 1556 llegó en su marcha hacia el norte del Río Mataquito, donde estableció un campamento fortificado en Peteroa. En la Batalla de Peteroa rechazó el ataque de las fuerzas españolas, primero bajo el mando del comandante Diego Cano y luego a las de Pedro de Villagra. Lautaro se retiró hacia el Río Maule, con los españoles en su persecución se vio obligado a retirarse más allá del Río Itata. Desde allí puso en marcha otra campaña con destino a Santiago.


Muerte del caudillo Lautaro

A pesar de mapuches se trasladaban en secreto, los hombres de la ciudad españolas estaban informados de su llegada y enviaron una pequeña expedición para retenerlos, ganando tiempo para advertir a Francisco de Villagra que regresara de su campaña en el sur. Los españoles se reunieron en el campo y, gracias a una traición de pobladores picunches (pueblo precolombino del actual Chile), hallaron el lugar donde los hombres de Lautaro estaban acampados. En los albores del 29 de abril del año 1557 los conquistadores españoles lanzan un ataque sorpresa en las colinas de Cauna, logrando una victoria decisiva en la Batalla de Mataquito. En esta Batalla el líder mapuche murió, después de la derrota del ejército araucano, la cabeza de Lautaro fue cortada y exhibida en la Plaza de Armas de Santiago.


Reconocimiento y Legado de Lautaro

El indio mapuche Lautaro es considerado un icono de la Guerra de Arauco y de la primera Asamblea General mapuche de Chile, por su estrategias revolucionarias y la responsabilidad de unir a los dispersos pueblos mapuches. Su nombre fue utilizado por Francisco de Miranda cuando fundó la Logia Lautaro, una sociedad para la independencia americana de finales del siglo XVII y principios del siglo XIX.

Estatua de Lautaro en la ciudad de Cañete (Arauco, Chile)

Lope de Vega le hace decir al espíritu de Lautaro estos versos dirigidos a su sucesor en la rebelión, el gran Caupolicán:

¿De qué sirve
la vida, Caupolicán,
si es sujeta, esclava y triste?
¿No es mejor la muerte honrosa?
Esto he venido a decirte
para que libres la patria,
pues en tu valor consiste.


Lautaro se convirtió en un protagonista clave en el poema épico "La Araucana" por Alonso de Ercilla, una pieza importante de la literatura acerca de la conquista española de América del Sur (Chile). Además, es también es tema de un poema del laureado Chileno Premio Nobel de Literatura, Pablo Neruda.

Él aparece como un personaje importante en la novela histórica "Inés del Alma Mía" escrita por Isabel Allende. Según Allende, Lautaro deliberadamente se dejó capturar por los españoles cuando era niño para aprender sus secretos, y no hizo ningún intento por escapar antes de que él sintiera que había aprendido lo suficiente para ayudar a su pueblo.

(1) Se han ofrecido distintas versiones sobre el nombre de Lautaro en mapudungun, idioma mapuche; para algunos sería Lawtraru y para otros Lewtraru, que significarían “carancho pelado” o “carancho veloz” –“traru” es el nombre de esa ave– Sin embargo, casi todas las fuentes más antiguas interpretan el nombre como “osado”, “audaz” por lo que es probable que su nombre estuviera asociado a la raíz “lef” 
(2)  Literalmente: “hacha”. Este título designaba a quienes reunían bajo su autoridad a varias comunidades para emprender conjuntamente acciones de guerra. Un “toqui” (usualmente llamado “cacique” o “caudillo” por los españoles) tenía autoridad solamente mientras duraba la guerra, por elección y delegación de los loncos de las comunidadas “confederadas” a ese fin

martes, 24 de febrero de 2015

Operación "Escudo del Desierto"

El 2 de agosto de 1990, Kuwait fue invadido por el ejército de Irak. Las razones eran meramente económicas; el gobierno de Saddam Hussein buscaba recursos para la reconstrucción del país, así como eliminar la altísima deuda que mantenía con Kuwait.
Saddam Hussein
Al amanecer de ese día, las tropas iraquíes cruzaron la frontera de Kuwait con vehículos armados e infantería, ocupando puestos y puntos estratégicos en todo el país, incluyendo el Palacio del Emir. Este movimiento se había planeado con todo cuidado para evitar serias sospechas de servicios de inteligencia de occidente y kuwaitíes. Previo al ataque, los iraquíes comenzaron a moverse desde Basora hacia Kuwait, levantaron grandes campamentos de municiones y logísticos, pero llevando a cabo medidas de engaño, para ello mandaron importantes órdenes por tierra y evitaron el desplazamiento de depósitos de municiones. Esto complicaría más tarde, al lanzarse al ataque, a las unidades blindadas que no pertenecían a la Guardia Republicana Iraquí, que a diferencia de estas últimas, no iban completamente preparadas para el combate. El ejército de Kuwait fue rápidamente vencido, aunque lograron dar el tiempo necesario para que la mayoría de las fuerzas aéreas de aquel país lograsen huir a Arabia Saudita. La lucha más difícil se desarrolló en el Palacio del Emir y los aledaños del cuartel general de la fuerza aérea de Kuwait, donde los miembros de la guardia real lucharon a favor de que la familia real tuviera tiempo de escapar. El más joven de los hermanastros de la familia Jabir, el jeque Sheikh Fadh, militar de carrera y quien comandaba la guardia (entrenada por miembros del SAS británico), estuvo en el grupo de aquellos que murieron. Las tropas saquearon reservas alimenticias y médicas, detuvieron a miles de civiles y tomaron el control de los medios. Una vez consolidada la victoria, comenzaron a llegar a Kuwait City, los temidos “Mukhabarat”, la policía secreta iraquí. Irak detuvo a miles de turistas occidentales como rehenes para después intentar usarlos como escudo para las negociaciones. Después de que un breve gobierno títere liderado por Saddam Hussein fuese instalado, Iraq anexó Kuwait. Hussein instaló entonces un nuevo gobernador provincial, describiendo lo acaecido como la “liberación” del pueblo de las manos del Emir; esto fue usado principalmente como propaganda de guerra. Aun así, la victoria no fue completa para Saddam. Por todos lados surgieron grupos de resistencia armada liderados por oficiales del ejército kuwaití, que se quedaron a luchar y entrenar civiles con armas del ejército y de la policía.

George Bush
La reacción de la comunidad internacional, en contra de lo que Sadam Husein esperaba, fue fulminante. A las pocas horas de la invasión, George Bush padre impuso el embargo económico: los bienes kuwaitíes e iraquíes en entidades estadounidenses fueron bloqueados. La resolución 661 de la ONU -6 de agosto- decretó el bloqueo del país. Sadam, envalentonado ante la condena casi unánime (sólo Yemen se abstuvo en la reunión del Consejo de Seguridad), proclamó formalmente la anexión de Kuwait el 8 de agosto de 1990. Además, llevó a los rehenes occidentales capturados en la ofensiva a sus plantas de armas químicas, biológicas y de experimentación nuclear para usarlos como 'escudos humanos', y se apresuró a firmar la paz definitiva con Irán, puesto que hasta entonces ambos países sólo habían cesado las hostilidades mediante un alto el fuego

Mientras sus tropas eran agrupadas en Arabia Saudita, el gobierno norteamericano gestionaba una resolución de la ONU que autorizara el uso de la fuerza con vistas a expulsar a Irak de Kuwait. Gracias al esfuerzo diplomático, la Liga Árabe apoyó la intervención de una fuerza panárabe liderada por Arabia Saudita.

Al mismo tiempo, el general Norman Schwarzkopf, comandante del Comando Central de EE.UU. (CENTCOM), unidad conjunta de teatro dependiente del Comando de las Fuerzas Armadas con área jurisdiccional sobre Oriente Medio, África del Este y Asia Central, asumió el mando supremo de las fuerzas de la coalición, presentando las opciones militares, tras considerar qué tropas estaban disponibles, cuánto tiempo tardarían en ser desplegadas en la zona, así como las necesidades logísticas que se presentarían. Se dio inicio así a la operación “Escudo del Desierto”.


En tanto, Irak mantenía e incrementaba su despliegue estratégico, con 22 divisiones de Infantería, 6 divisiones de Infantería mecanizada, 9 divisiones blindadas y 4 divisiones de la Guardia Republicana. En total, 41 divisiones con alrededor de 1.000.000 de hombres.

Mientras esto sucedía, el general Schwarzkopf ajustaba el plan estratégico, considerando una operación de envolvimiento a uno de los flancos del dispositivo iraquí, a fin de cortar la retirada hacia el oeste de las tropas de la Guardia Republicana que se encontraban en la profundidad del dispositivo.

La operación, bautizada como “Tormenta del Desierto”, tendría dos fases estratégicas claramente diferenciadas:

1.- Fase preparatoria, llevada a cabo del 16 de enero al 23 de febrero de 1991, la cual consideró, en lo general, lo siguiente: 
  • En lo naval, buscó el aislamiento marítimo del teatro de operaciones para ejercer el dominio del mar en toda el área.
  • En lo aéreo, buscó obtener el control del aire, la destrucción de centros de mando y control, como asimismo la destrucción de instalaciones y fábricas de armas químicas, biológicas y (supuestamente) nucleares, conjuntamente con el resto de la industria militar en todo el territorio de Irak, destrucción de las defensas antiaéreas, de la aviación de combate y de las pistas aéreas, destrucción de las líneas de abastecimiento y las vías de comunicación desde Irak hacia el teatro de operaciones de Kuwait, a fin de incomunicar a las tropas en el área.
  • En lo terrestre, concluir el proceso de agrupamiento de las fuerzas aliadas, realizar el despliegue estratégico sin delatar el dispositivo y quedar en condiciones de iniciar la aproximación estratégica a la batalla.

2.- La fase ofensiva terrestre, llevada a cabo del 24 al 27 de febrero de 1991, consideró movimientos y acciones de las primeras unidades en la aproximación estratégica, con la intención de configurar una situación ventajosa para obtener la decisión y la realización de sucesivas batallas, la parte más importante de toda maniobra estratégica, buscando modificar la situación estratégica que permitiera la destrucción de las fuerzas adversarias

La operación comenzó el día 16 de enero de 1991, con una coordinada y efectiva ofensiva aérea de gran poder destructivo, en donde la precisión de impacto en los blancos fue lo más notable.

Dos días más tarde, la estrategia de Saddam Husein se hacía clara: tras anunciar el inicio de «la madre de todas las batallas», los primeros misiles Scud cayeron sobre Tel Aviv. Irak deseaba que Israel participara activamente en la guerra del lado aliado. Sólo la presión diplomática de EEUU logró que el gobierno de Isaac Shamir no se implicara. 39 misiles Scud, que causaron numerosos daños pero pocas bajas, cayeron sobre Israel antes del fin de las hostilidades.
Plataforma móvil de lanzamiento y misil Scud
Por otra parte, Sadam pensaba que las opiniones públicas occidentales no aguantarían un número alto de bajas aliadas, por lo que intentó presionar a la coalición internacional para que la ofensiva terrestre comenzara antes de que su propio ejército estuviera desbaratado por los bombardeos. Así, en primer lugar incendió varias instalaciones petrolíferas en Kuwait, y a continuación emprendió algunas operaciones audaces, como la toma de Jafji, una población abandonada en territorio saudí.

El bombardeo aliado sobre Irak duró seis semanas. En total, se realizaron 116.000 misiones en las que se usaron 85.000 toneladas de bombas. Sus objetivos iniciales eran las bases de radares y comunicaciones y las baterías antiaéreas. Los siguientes fueron los aeródromos, los centros de mando, las concentraciones de tropas en la frontera entre Irak y Arabia Saudí, las refinerías y las instalaciones de investigación de armamento de destrucción masiva. En Bagdad, tanto el palacio presidencial como los cuarteles generales del partido Baas y de la Guardia Republicana, así como ministerios y centrales eléctricas, fueron arrasados.

Gral. N. Schwarkopf
Las fuentes de información que utilizó el cuartel general del general Schwarzkopf consideraron el reconocimiento del territorio con satélites de observación y aviones de reconocimiento con y sin tripulantes, así como las redes de espionaje de los países integrantes de la coalición. Esto permitió identificar objetivos específicos con equipos de operaciones especiales, tales como unidades Ranger, equipos Delta, Unidades de Fuerzas Especiales, SAS Británicos (Special Air Service), equipos SEAL`s y comandos franceses. 

El día 29 de enero, la V División de Infantería Mecanizada de Irak penetró en Arabia Saudita por un sector costero, ocupando la desierta ciudad de Jafyi a solo 10 km de la frontera con Kuwait. Con esta acción de fuerza, el ejército irakí pretendía ganar la iniciativa, forzando el comienzo adelantado de la ofensiva terrestre de las fuerzas de la colación y así entrar en combate antes de que estuviesen completamente preparados. Sin embargo, dos días después, tras solo doce horas de combate, fuerzas de Arabia Saudita y Qatar, apoyadas por medios de la 2ª División de Infantería de Marina acantonada en el sector, recuperaron la ciudad, convirtiéndose en la primera confrontación terrestre de envergadura.

Así fue como después de los últimos intentos de resolver el conflicto por vía diplomática, tanto por parte de la URSS como de los EE.UU. y la ONU, los aliados emprendieron lo que sería la última batalla del siglo con estrategias y tácticas convencionales, pero provistos de los más avanzados medios de combate.

El domingo 24 de febrero de 1991 se dio comienzo a la campaña terrestre denominada “Operation Desert Sabre” con la ofensiva del mayor y mejor ejercito aliado organizado después de la II Guerra Mundial, con aproximadamente 650.000 hombres en contra del ejército de Irak que contaba con aproximadamente 1.000.000 de hombres. En esta ofensiva estaba por mostrarse al mundo la capacidad de lo que se llamó “The Big Five” que no eran otros que el tanque M1A1 Abrams, el helicóptero UH 60 Black hawk, el helicóptero AH 64 Apache, el carro blindado transporte de personal Bradley y el misil antiaéreo Patriot.

AH-63 "Apache"
Sistema anti-misiles "Patriot"
Los ataques de la coalición empezaron por el frente este costero, a cargo de las fuerzas de infantería de marina y las divisiones panárabes, con el objetivo de “amarrar” el máximo de fuerzas iraquíes en ese sector, mientras en el extremo oeste del teatro de operaciones, el XVIII Cuerpo Aerotransportado empezaba un profundo envolvimiento a espaldas del dispositivo, a fin de alcanzar el río Eufrates y cortar la retirada del adversario. Esto se realizó mediante la combinación de unas rápidas y hábiles operaciones helitransportadas, con exitosos y profundos ataques de fuerzas de infantería mecanizada.

Por el centro del dispositivo, un potente VII Cuerpo Acorazado irrumpió a fin de atacar el flanco del dispositivo y enfrentar a las fuerzas blindadas iraquíes, especialmente las correspondientes a la Guardia Republicana, dándose grandes y rápidas batallas de tanques.

En la tarde del 28 de febrero de 1991, el Pdte. Bush anunció el cese de las operaciones y el término de la guerra, después de 6 semanas de empezada la operación “Tormenta del Desierto” y de 100 horas de iniciada la arrolladora campaña terrestre.

Sadam Hussein fue expulsado de Kuwait dejando atrás un país destruido y con numerosos pozos petrolíferos ardiendo en incendios que tardaron meses en extinguirse. Además se firmó un tratado de paz que obligaba a Iraq a destruir toda arma de destrucción masiva con la que contaran, ya fuera química o biológica. Las Naciones Unidas decidieron enviar inspectores periódicamente para revisar si tal destrucción se había cumplido o no. Por último, debido a un embargo, Iraq quedaba impedido de realizar transacciones de compra o venta de petróleo o armas con los mercados internacionales hasta que las Naciones Unidas decidieran que se habían llevado a cabo todos los requerimientos del tratado de paz.

607 pozos petroleros arden sin control tras ser detonados por las tropas de Irak 
Las bajas sufridas en la guerra se estiman en:
  • ESTADOS UNIDOS: 355 muertos (148 en combate y 207 no-combate), 496 heridos (más 2,978 heridos no-combate)
  • GRAN BRETAÑA: 47 muertos y 43 heridos
  • FRANCIA: 2 muertos, 25 heridos
  • EGIPTO: 14 muertos, 120 heridos
  • KUWAIT: El número no está bien definido; pero se estima que alrededor de 500 a 1,000 entre civiles y militares fueron muertos o heridos durante la ocupación Iraquí
  • IRAK: Se estima que resultaron entre 60,000 a 100,000 muertos y/o heridos en acción, además entre 2,000 y 3,000 civiles fueron muertos a consecuencia de la guerra.
El conflicto de Irak marca un importante cambio en la historia sobre cómo contar una guerra. Y es que el conflicto fue seguido, minuto a minuto, en directo, gracias al trabajo de la cadena 'CNN'. La aplastante fuerza visual de las imágenes sustituyó a las palabras escritas.